domingo, 7 de noviembre de 2010

Octavo Festival Internacional de Cine Judío/II


Te Extraño (Argentina-México, 2010), segundo largometraje de Fabián Hofman (lejana opera prima Panchito Rex: Me Voy pero No del Todo/2001), es, claramente, un proyecto muy personal del cineasta argentino mexicanizado Hoffman.

Presentada sin pena ni gloria en la sección iberoamericana de Guadalajara 2010, exhibida en el 30 Foro de la Cineteca Nacional y estrenada limitadamente en muy pocas salas comerciales hace unas semanas, la cinta ha regresado dentro del Octavo Festival Internacional de Cine Judío.

Javier (Fermín Volcoff), un adolescente argentino de familia judía-polaca, es enviado a nuestro país después de que su hermano mayor, el aprendiz de “montonero” Adrián (Martín Slipak), fue “desaparecido” en plena dictadura castrense de los años 70.

Aquí, en México, Javier tendrá que negociar consigo mismo el hecho de haber sobrevivido a su asmático y “cheguevariano” hermano mayor, tendrá que aceptar que no está preparado a seguir los audaces pasos de Adrián y, por añadidura, tendrá que aprender a vivir con la sombra y el recuerdo de su idealizado hermano muerto.

Hofman dirige con solvencia y seguridad este melodrama de crecimiento y maduración existencial/juvenil, que se ve enormemente beneficiado por la espléndida ambientación setentera de André Krassoievitch y la muy funcional fotografía de Marcelo Iaccarino.

El guión escrito por Diana Cardozo –que dirigió el documental Siete Instantes (2004), que trata más o menos el mismo tema- deja algunos elementos sueltos. En especial, creo que no está bien justificado, dramáticamente hablando, el momento en el que Javier se da cuenta de que no sirve para seguir el ejemplo de Adrián. Vamos, pareciera que el guión de Cardozo nos exige, como espectadores, que llenemos esos huecos por nosotros mismos.

Sin embargo, el mismo guión de Cardozo guarda un as bajo la banda, en el clímax emocional del desenlace, en su sentido final nunca chantajista, jamás sentimentaloide. En él, Javier regresa a tierras conosureñas, al Uruguay, en donde se refugian sus padres. Ahí se reencontrará, pues, con la familia, con su abuelita senil y, bajo un mar de lágrimas, con la sombra de ese hermano que, se entiende, nunca lo abandonará.

Te Extraño se exhibe hoy a las 16:10 horas en la Alianza Francesa. Otros días y funciones, acá.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me acuerdo cuando la vi, hace tiempo. Si, sin duda la ambientación y la fotografía son de lo mejor. También sentí algunos problemas con el guión, pero esa escena final me ganó, cuando empieza la canción...
A.

Diezmartinez dijo...

Ah, es que el desenlace es muy bueno. Traicionero.