martes, 11 de enero de 2011

Imparable


En Imparable (Unstoppable, EU, 2010), su director, Tony Scott, mantiene todo en el nivel más simple posible. Acaso por eso mismo, la película, un palomazo desvergonzadamente populista, funciona a la perfección en sus muy elementales límites.

Basado muy vagamente en un percance sucedido en Ohio en 2001, he aquí que por un error de un gordo vaquetón (Ethan Suplee haciéndose viejo con estos papeles), un tren con una carga tóxica, avanza sin conductor y hecho la cochinilla –o sea, a casi 100 kilómetros por hora- rumbo a una ciudad de Pennsylvania con cerca de un millón de habitantes. Los héroes de la película serán Frank (Denzel Washington, perfecto), un veterano ingeniero viudo a punto de ser jubilado a fuerzas por los desalmados burócratas de la compañía; y Will (Chris Pine, desembarcado del USS Enterprise), el novato recién llegado que ha ganado su puesto aparentemente por ser pariente de gente del sindicato (ah, méndiga Elba Esther: hasta allá llegan sus influencias).

El asunto es que el hawksiano Frank (“Tengo una sola regla: si vas a hacer algo, hazlo bien”) y el arrojado Will –separado de su mujer e hijito por un error, para agregarle un elemento interesante a su personaje- tendrán que limar sus diferencias de edad y personalidad para trabajar juntos y salvar a sus conciudadanos, porque ya sabemos que esto es lo de menos para los burócratas/plutócratas que tienen la sartén por el mango en Los Pinos… Oh, que diga, en Pennsylvania. Perdón: me deje llevar.

El filme dura apenas 90 minutos y Scott mantiene el filme centrado en el tren que marcha a toda velocidad y en los intentos de Washington y Pine por pararlo, lo que hace imposible que el respetable se aburra. Lo que sí resulta molesto es la manía de Scott de usar el zoom una treintena de veces –de verdad: las conté- nomás porque sí. De repente, hay un close-up de alguien que pide un café o dice que tiene calor y ahí va el lente de la cámara acercándose o alejándose a lo baboso, sin que venga a cuento. ¿No habrá alguien que le dé una dosis doble de Ritalin para calmar al hermano menor –en todos los sentidos- de Ridley Scott?

8 comentarios:

Joel Meza dijo...

¿Qué no era el Héroe de Nacozari?

Josafat M. dijo...

Al ver los trailers de esta película siempre me pareció una especie de Speed pero con un tren.

Diezmartinez dijo...

Nomás que aquí no hay villano malévolo... Nomás mala suerte, pendejez y dos héroes hawksianos, Josafat. Bueno: y no hay Sandra Bullock.

Joel Meza dijo...

¿Y qué tal contra Runaway Train, esa del '85, con Rebecca de Mornay, el papá de Julia Roberts y el hermano de Julia Roberts (que por cierto en ese tiempo tenían nombre propio ambos)? Me suena a lo mismo y a mí me gustó mucho en su momento.

Diezmartinez dijo...

Y con guión de Kurosawa. Bueno, es mejor la cinta ochentera.

Joel Meza dijo...

Digo: el papá de Angelina Jolie, por supuesto.

Abraham dijo...

Y con Danny Trejo habría que agregar. Yo la ví hace no mucho en el Travelling Show que organizaron en la Cineteca los chicos de Jumex, donde curiosamente también pasaron la mejor película del hiperactivo Tony: "La fuga" (True Romance). Quizás por esa gran película Tony me cae bien, pero cada vez filma peor.

Buena crítica, me hizo reir bastante el comentario final. Yo creo que fueron más de 30, pero a lo mejor es que ya andaba yo mareado con tanto zoom.

Nada mal para pasar el rato pero si, "Imparable" no tiene nada que hacer frente al "tren del escape", ahí hasta duelo de buenas actuaciones había.

Tyler dijo...

a mi lo que me encantó fue el anuncio que ponen en la tele donde ponen la musiquita de Inception, (esa toda dramatica con instrumentos de viento) y luego sale la locomotora esa a toda velocidad como recordandonos aquella escena de Inception donde el tren pasa por enmedio de la ciudad...

pero oh sorpresa, no es Inception, no es esa locomotora y mucho menos es Christopher Nolan

jaja

ya desde ahí empezamos a ver la influencia....

esperen unos mesesitos mas y empezarán a ver películas y peliculas con elementos de Inception y no se diga la consabida producción tradicional de todos los años de "una loca película de remate" o algo así donde parodiarán irremediablemente a Inception

faltaba más...

je