lunes, 7 de marzo de 2011

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CLXIX


Invierno Profundo (Winter's Bone, EU, 2010), de Debra Granik. El segundo largometraje de Granik es una sólida fusión entre el clásico woman's film y un acezante neo-noir campirano. Mi crítica, publicada hace unos días, aquí.

La Leyenda del Tío Boonmee (Loong Boonmee raleuk chat, Tailandia-GB-Francia-Alemania-España-Holanda, 2010), de Apichatpong Weerasethakul. Me doy: a excepción de uno, he visto ya todos los largometrajes de "Joe" y cada vez me convenzo más de que estamos ante un auténtico cultivo yucateco del circuito festivalero. Pero, claro, puedo estar equivocado. Más bien: debo estar equivocado. El Fondo Hubert Bals, Cannes y Tim Burton no pueden estar errados. Deboy ser yo. Mi nota crítica de esta cinta fue publicada en el Primera Fila del Reforma del viernes pasado. 

Rango (Ídem, EU, 2011), de Gore Verbinski. Un entretenido western animado existencial sobre un camaleón que tiene que afrontar la (falsa) leyenda que él mismo ha construido. Aguanta con creces el palomazo -y más si usted es conocedor del western- pero estamos lejos de una obra mayor que pueda competir con Pixar. Supongo que volveré a ella en los próximos días.

8 comentarios:

Joel Meza dijo...

Pues yo lo que ví el fin de semana pasado es que la justicia mexicana es un desmadre. Hay una orden judicial para retirar de cartelera una película y esta no sólo sigue exhibiéndose, sino que la Segob y Organización Rodríguez ("fuera de México y Morelia todo es Cuautitlán") dicen que lo que diga la juez les viene guango. Y la corte no responde ni hace nada.

Digo, no es que quiera que quiten la película e igual que tú y muchos, pienso que el asunto se resolverá con lana al quejoso; pero la ley es la ley y las órdenes de los jueces son las órdenes de los jueces. Si no, entonces, ¿dónde estamos parados?

Tyler dijo...

en México mi estimado Joel, tierra surrealista por definición. Un poquito más y ni las leyes de la física aplicarían en este país.

yo proseguí con mi ciclo no-bichi y ví Monkey Business del otro maestrazo H. Hawks. Enorme! reí como loco.

por cierto Ernesto, se me hace que la Marilyn solo salía de adorno no?

también ví James Bond vs Goldfinger. Simpatiquísima también, de cuando el cine no era tan políticamente correcto.

saludos

Tyler dijo...

con respecto a Joe, pues ya deberías poner una entrada de Solo Ante el Peligro Ernesto...

jo

Joel Meza dijo...

Ah, por supuesto, Tyler, en mi me muero bichi continué con lo que me voy topando de Ghibli: esta vez fue Susurros del Corazón, una comedia romántica para toda la familia (no de Miyazaki).

Y ya entrados en gastos, ví por segunda vez, desde su estreno, Toy Story 3. Necesitaba hacerlo para revalorarla ya desde mi punto de vista, sin niños aterrados de por medio. Y qué bueno que lo hice antes de ir a ver Rango (ahora que comentas lo que comentas respecto a Pixar, Ernesto), porque después de esa amarga experiencia con Toy Story 3 el año pasado, el resto de las animadas que se estrenaron el año pasado, que ví acompañado de los mismos plebes chillones, me parecieron mucho mejores de lo que finalmente son. Qué gran película.

Anónimo dijo...

También me doy. ¿Qué significa "auténtico cultivo yucateco del circuito festivalero"?

Saludos,

Jorge

Diezmartinez dijo...

Tyler: ya la hice. Se llamó "Mis Problemas con Joe".

Joel: Pregunta retórica: en el caos.

Jorge: Se trata de una vieja (y cruel) tradición yucateca que consiste en alabar desproporcionadamente a alguien para ver cómo reacciona él y quienes le rodean. Se le "cultiva" de tal forma que se piensa mejor de lo que realmente es y, por ende, termina haciendo el ridículo sin que se de cuenta él y sus acólitos.

Joel Meza dijo...

¡Excelentes reseñas e inmejorables comentarios, Ernesto!

Diezmartinez dijo...

Joel: Se...