martes, 10 de mayo de 2011

En corto, es mexicano/IV



En la atractiva página de la compañía de publicidad Retro Studio puede uno encontrar algunos cortometrajes dirigidos por miembros del equipo de trabajo, especialmente Rodrigo Nava. Por la duración de los filmes, los resultados van de menos a más.  Como sigue:
No lo Soñé (México, 2006), de un minuto de duración y codirigido por Nava y Miguel Matus, es un mero ejercicio surrealista -bien hechecito, eso sí- en stop-motion que fue exhibido, como invitado, en el FICCO 2007.  
Por su parte, Navegando al Cielo (México, 2011), de siete minutos de duración, está muy bien realizado pero resulta demasiado sentimental para quien esto escribe. La música, machacona, no ayuda demasiado y menos aún el abuso en el ralenti y la canción-tema que se escucha mucho tiempo después de que la imagen final se va a negros.
El más redondo de los tres cortos que revisé resultó ser Suite Deseo (México, 2009), también de Rodrigo Nava. Exhibido en el Cannes Short Film Corner 2009, el filme, de 12 minutos de duración, describe con solvencia la dinámica matutina de una familia común, corriente y (aparentemente) feliz. Mamá, papá, hijo e hija se saludan, se regañan, se despiden, pues cada quien va por su lado. Suite Deseo descansa -como suele suceder con los cortometrajes- en la sorpresa final que nos depara el desenlace y aunque la sorpresa no lo es tanto -por lo menos para un servidor-, la verdad es que la ejecución visual/narrativa de Nava no deja un solo cabo suelto. El filme trasciende, pues, el mejor ejercicio. 
Hasta donde entiendo, Nava está preparando su debut en el largometraje para el 2012. Desde acá le deseamos la mejor de la suertes. La va a necesitar: hacer cine en este país es una locura. Una bendita locura.
PS. Los cortos pueden verse por aquí, en la sección Retro Films.

1 comentario:

Joel Meza dijo...

A toda madre.
Gracias.
Felicidades.