jueves, 16 de junio de 2011

El cliché que yo ya vi/LXXXIII



Joel Meza propone:

A que te hago decirlo: En las películas hay un método infalible para obligar a una persona a decir una frase o al menos una palabra en un dos por tres. Cuando alguien se despide de otro personaje, para tranquilizarlo generalmente le dice algo como "Regresaré antes de que puedas decir 'Pablito clavó un clavito'..."; invariablemente el renuente a la despedida repetirá, inmediatamente después "¡Pablito clavó un clavito!" para indicar su ansiedad por el regreso del otro.
Esta misma semana se puede ver (claro, si las lágrimas se lo permiten) un buen ejemplo en Kung Fu Panda 2, aunque generalmente lo vemos más en películas o escenas de corte romántico. Véase, en Pulp Fiction, a la novia de Bruce Willis contestar, desconsolada, "¡Pay de moras!" cuando Willis le dice "Regresaré antes de que puedas decir..." etc. 
Alguna vez me gustaría verlo en una comedia mala leche, donde el que se despide dijera "Volveré antes de que puedas decir 'soy un patético chillón atenido a tí'..."

4 comentarios:

Abraham dijo...

LA versión clásica del cliché viene al inicio de "Dr. Insólito o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba", cuando llaman a George C. Scott a las 3 de la mañana y este se despide de la guapa chica en bikini que lo anda tentando a un rato de sano esparcimiento diciéndole: "volveré antes de que puedas decir despeguen los cohetes".

Una comedia muy mala leche, pero el cliché no lo es. ¿Quién era la chica guapa?.

Si me acuerdo prometo volver antes de que puedan decir Diezmartinez Clavo un Pablito.

Joel Meza dijo...

¡Sabines se clavó a Pablito!

('pérenme, creo que no era así...)

Joel Meza dijo...

(Tengo la leve sospecha de que sólo Abraham y yo nos clavamos en los clichés...)

Abraham dijo...

Joel: ¿Por qué será?