domingo, 5 de junio de 2011

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CLXXXII



X-Men: Primera Generación (X-Men: First Class, EU, 2011), de Matthew Vauhgn. "Me chocan estas películas: nunca terminan", me dijo mi hija al salir del cine. Y sí, tiene razón, pero eso es lo que quiere la casa Fox: que la franquicia siga hasta que le puedan sacar el último dólar. La película aguanta el palomazo, más que nada, por su reparto. Y sí, como ha dicho un buen sector de la crítica gringa, Fassbender está muy bien como el resentido Magneto. Mi crítica, en la semana, en este blog.

Mujeres Exitosas (Made in Dagenham, GB, 2010), de Nigel Cole. Sobre el caso real de la lucha que entablaron una mujeres trabajadoras de la Ford Motor Company para que les igualaran su salario al de los hombres en el Londres de 1968, esta cinta femenina/feminista dirigida por el especialista Nigel Cole es una muy disfrutable comedia social que se sostiene por la pertinencia de su discurso y por un espléndido reparto comandado por la encantadora e insumergible Sally Hawkins. Y otra cosa: qué envidia que en Gran Bretaña puedan decir "lideresa sindical" y pensar en Miss Hawkins. Aquí en México decimos eso y se nos aparece Elba Esther. Mi crítica en el Primera Fila del Reforma del viernes pasado. 

Crimen en Familia (All Good Things, EU, 2010), de Andrew Jarecki. La primera parte del debut en el cine de ficción de Andrew Jarecki (inquietante documental Capturando a los Friedmans/2003) es un absorbente melodrama marital que en su segunda parte, se transforma en un rutinario thriller de crímenes-sin-resolver. Una película no del todo lograda, pero más interesante de lo que uno podría suponer. Y, para variar, la cinta se eleva por encima de sus fallas gracias a sus dos actores centrales, Kirsten Dunst y Ryan Gosling -más la presencia siniestra del infalible Frank Langella. Este fin de semana ha sido el de un cine dominado por los actores. Por los buenos, claro. Mi crítica en el Primera Fila del Reforma del viernes pasado.

12 comentarios:

El Duende Callejero dijo...

Esa de los hombres x está como las precuelas de Star Wars: nomás chingándose a sus historias y nadie más la hacen de emoción. Basta ver cualquiera de las originales (star wars o x-men), para ver que la tal relación amistosa entre Magneto de Charles Xavier parecía de años y con unas historias que hacían verlos casi como los vaqueros de Brokeback Mountain, por lo que su separación debía ser dolorosa, pero nel, como las Guerras clónicas de star wars (en las películas originales se escuchaba como algo épico, en las precuelas fue una simple mamada que solo justifica unas roñosas caricaturas), fue cosa de un fin de semana, casi... Y aparte: Xavier reclutó al estiradillo Magneto. Qué friega...

Tyler dijo...

Este año debe ser uno en que he visitado menos las salas de cine, pero uno donde mas cine he visto en la comodidad de casita. Apenas he visto como 15 peliculas en salas cinematograficas, pero como 70 en casa. Bendito dvd, bendito amazon, bendito internet...

Lo mejor que ví este fin fue Double Indemnity del maestrazo Wilder. Que maravilla de noir.

Saludos

adayin dijo...

jajaja, que buen comentario de tu hija... supongo que fue porque nunca terminan de hacer pelicula tras pelicula de la misma... pero a mi me paso el "ay, ya quiero q se acabe"... me parecio muy pesada y bien igual a las otras 3. Y de verdad no estoy amargoso como acostumbro

Tyler dijo...

se me olvidó agregar también, bendito TCM.

Joel Meza dijo...

Soberana flojera ir a ver los Batos Equis. La de Mujeres Existosas de Ninel Conde acá no se estrenó y la de Crimen en Familia sí, pero coincido con Tyler, mejor no-ir.

Joel Meza dijo...

Ah, sí. Por qué la violencia; ya habíamos entendido lo de lideresa sindical pero no: tenías que hacernos leer el nombre de la maistra. Argh. Voy a ir a somarme al almacén a ver los montacargas para limpiar esa imagen mental.

Abraham dijo...

Y le faltó Secretos de Mujer, donde uno se va sorprendiendo viendo como aparece cada miembro del reparto: extraordinaria y demacrada Robin Wright Penn, un encantador y asombroso Alan Arkin, histérica Winona Ryder, una artistica MAria Bello con actitud setentera entrándole a las metanfetaminas,el eternamente inexpresivo Keanu Reeves con un tatuaje de Jesús, Julianne Moore de lesbiana as usual, Monica "Mami" Belucci y una hermosa Blake Lively apropiadamente llamada femme fatale ingenua, yo quiero una novia asi de bonita..y de ingenua.

Por supuesto que el único que no da un gran trabajo es Keanu, pero esa escena donde muestra el tatuaje por segunda vez es genial,: cómica, triste y emotiva.

En cierta forma es como la respuesta femenina a Barney's Version. Eso si, aquí hay menos comedia, pero el inicio bien pudo ser dirigido por Woody Allen: "Deconstructing Pippa Lee".

También anduvimos por Distrital, un festival en extremo saludable.

P.S. Los Batos X si rifan bastante (lo que hace Kevin Bacon con su personaje no tiene mamá), ojalá que nunca terminen, como Bond.

Joel Meza dijo...

Yo el fin de semana estaba viendo las noticias y también dije lo que Viridiana: "Me chocan estas películas: nunca terminan"; me refiero, por supuesto, a la nueva entrega de la popular serie Michoacanazo: El Hijo del Profe.

Diezmartinez dijo...

Duende: Oh, pues, pero qué fin de semana...

Tyler: Ya lo he dicho: es el mejor tiempo de la cinefilia.

Adayin: A mí me pareció soportable por los actores. Y por algunas cosas hilarantes, como el Aluche crecido que sale por ahí gruñendo.

Abraham: Cierto, Bacon está muy bien, como de costumbre.

Sergei dijo...

completamente de acuerdo con Viridiana, Es el cuento de nunca acabar igual con los mentados Harry Potter que cuando vas a a ver la ultima ya no te acuerdas que paso en la anterior, Hollywood esta tomando la moda de los seriales,ya parecen telenovelas. este actor Fassbinder va en acenso por cierto ¿viste la de Fish Tank?

Joel Meza dijo...

¿Qué no es delito traficar con aluches?

Diezmartinez dijo...

Sergei: Sí, claro. Fish Tank es espléndida y Fassbender interpreta a un depredador con algo parecido a una conciencia.

Joel: ¿Sí? A Tinieblas no le pasó nunca nada.