jueves, 15 de septiembre de 2011

Pídala cantando/XLI



En alguna conversación cibernética, el joven crítico de cine, bloguero y estudiante de derecho Luis Reséndiz (@lapetitemachine en tuiter) me proponía una entrada sobre algunas películas que, por la influencia que claramente demuestran, podrían haber sido dirigidas por Woody Allen. Como las que siguen, en orden de aparición:

1. Prueba de Amor (Down to You, EU, 2000), de Kris Isacsson. Por más que Tarantino diga que es una de sus cintas favoritas de la década pasada, hay consenso que Allen falló en su intento de conectar con un público más joven en Muero por Ti (Anything Else, 2003). Unos años antes ya se había hecho algo similar, aunque no dirigida por Allen: el ilustre desconocido Isacsson había realizado una modesta comedia romántica ambientada en Nueva York y protagonizada por Freddie Prinze Jr. y Julia Stiles. En la cinta aparecen innumerables rutinas allenianas: entrevistas a cuadro con los personajes, monólogos a cuadro, interacción de los adultos con la imagen infantil de sus medias naranjas, etcétera. Acaso a la película le hace falta un poco más de neurastenia.

2. Besando a Jessica Stein (Kissing Jessica Stein, EU, 2001), de Charles Herman-Wurmfeld. La Jessica Stein de Jennifer Westfeld es Woody Allen con faldas: judía, neoyorkina, con vida sentimental/sexual emproblemada. La novedad es que, cansada de tantas decepciones, Jessica Stein decide probar suerte ya no con hombres sino con mujeres. Por lo demás, sigue a la perfección el camino de cualquier personaje woodyalleniano.

3. Miradas Ajenas (Comme une Image, Francia-Italia, 2004), de Jean Pierre Bacri y Agnès Jaoui. En un escenario intelectual de novelistas, críticos y escritores, esta aguda comedia de costumbres amorosas/sexuales tiene el regusto del más cruel Allen, el de Maridos y Esposas (1992) o el más misántropo, como el de Los Enredos de Harry (1997), con su retrato del creador como un monstruo egoísta. 

4. Dulces Sueños (The Good Night, EU-GB-Alemania, 2007), de Jack Paltrow. Esposa greñuda/gruñona miafarrowesca (Gwyneth Paltrow), pleitos maritales filmados con cámara fija al estilo alleniano de siempre y hasta créditos en estricto orden alfabético, cual cinta de Allen. La influencia del cineasta neoyorkino es más que evidente en esta película del hermano de Gwyneth aunque, al final, es cierto, el filme toma otra dirección muy distinta. 

5. Los Paranoicos (Argentina, 2008), de Gabriel Medina. Daniel Hendler es el perfecto schlemiel woodyallenesco: un aspirante a guionista que no ha pasado de la sinopsis de su argumento y que se termina enamorando de la encantadora novia insomne de su mejor amigo. El final es más de Billy Wilder que de Woody Allen, eso sí.

8 comentarios:

Luis Reséndiz dijo...

bien!

hay otras dos cintas que me parecen tremendamente allenianas. desgloso:

i) "sidewalks of ny" (2001, burns).

burns debe ser un fan irredento de allen, a juzgar por esta cinta - la única de su filmografía. él dirige, escribe y protagoniza - justo como allen, por supuesto - una comedia urbanita, neoyorquina, filmada en su mayoría con cámara en mano ("husbands and wives", por supuesto) y con testimonios de todos los implicados. muy disfrutable, aunque se extraña al protagonista un poquito más intelectual: edward burns es todo menos esmirriado y eso le pesa un poco.

ii) "american splendor" (springer berman, 2003)

aunque harvey pekar es casi un personaje tipo per se, sí podríamos decir que hay varios ecos en él de woody allen: esa personalidad nerviosa, ese gusto por el jazz, por la literatura, por la creación. claro, harvey pekar es un ejemplo del estereotipo alleniano trasladado a la américa profunda, a la clase obrera. de cualquier forma, la cinta es tan buena que puede evadir la comparación sin ningún problema.

qué buen post, ernesto. salut!

unperdidoenelsiglo dijo...

La distancia de Allen frente a la mal llamada “cultura juvenil” ha evitado que su influencia sea más reconocida abiertamente por los realizadores de las comedias “indies” de los últimos 20 años, pero si los referentes de Woody fueran cercanos al rock, podría haber sido el responsable de Singles, de Cameron Crowe, y 500 días con ella.

El personaje de Levitt es un Woody al que le gustan los Smiths, y Deschanel tiene mucho de pixie allenesca. Allen pesa mucho en la comedia y el “dramedy” indie y postindie. Ejemplo más reciente: la vena romántica en de Beginners es Truffaut filtrado por Allen (de una manera bastante obvia, por cierto).

Ninguna de estas cintas derivativas de Allen es mayor. Vaya, algunas son hasta insufribles. Los hijos de Hitchcock son mucho más logrados y simpáticos, quizá debido a que contender por ese linaje demanda un desarrollado oficio técnico. No es tan fácil aventarse. En cambio, cualquiera que escriba sobre afectaciones amorosas y neurosis modernas urbanas se avienta a ser Allen, amén de su talento.

En twitter, esa hipótesis, seguro, me habría ganado varios unfollows. Jajaja

Joel Meza dijo...

De Edward Burns yo agregaría The Brothers McMullen: Allen en clave católica-irlandesa.

El Duende Callejero dijo...

¿No cabría, aunque algo extremosa, la de Synecdocue, New York o cualquiera de Todd Solondz?

Hard Pop dijo...

Hablando de Woody Allen >> http://www.filmschoolrejects.com/features/10-greatest-actor-cameos-in-woody-allen-movies.php << Hahaha, la de Chritopher Walker manejando y la cara de Woody es de morirse de risa.

¡Saludos!

J Luis Rivera dijo...

a mi me gustaría una lista de los mejores (y los peores) "avatares" de Woody, ahora que Owen Wilson se reveló como uno de los favoritos de publico y crítica.

Joel Meza dijo...

En los primeros lugares de los mejores tiene que estar Rebecca Hall en Vicky Cristina Barcelona.

Diezmartinez dijo...

Luis: No he visto esa cinta de Burns. En cuanto a American Splendor, no la había visto de esa manera. Pero es obvio por qué: tú mismo lo dices. Allen se mueve, por lo menos en lo que a asuntos de clase se refiere, en otro universo.

José: Me hiciste recordar que tengo pendiente esa de 500 Días con Ella. Y en cuanto a lo que dices sobre Hitchcock/Allen, tienes razón. Aunque, a decir verdad, Allen se ha convertido en un cineasta cuyo estilo no es evidente, un poco a la manera de Allen. Tomas largas, la cámara se mueve poco, los actores se mueven más... Parece sencillo pero esta puesta en imágenes al estilo "tableau" implica un gran conocimiento del encuadre. En cuanto a la temática, claro que cualquier "neuras" puede hacer una cintal al estilo de Allen. Pero debe ser complicado, porque no todas son muy logradas. A veces, ni las que el mismo Allen dirige.

Joel: Esa sí la vi, pero la he olvidado.

Duende: No lo creo. El más misantrópico Allen -digamos, el de Los Enredos de Harry, Maridos y Esposas o Conocerás al Hombre de tus Sueños- tiende a dejar algo pasar algo de luz. Kauffman en Synecdoque... va más lejos. Y en cuanto a Solondz, creo que ese tipo no se quiere ni a sí mismo.

J Luis, Joel: De los mejores, Wilson, Hall, Cusack... El peor creo que es Kenneth Brannagh. Lo imitó tan bien que me resultó completamente chocante y odioso. Para que el schmleil alleniano funcione tiene que mostrar algún signo de debilidad. Brannagh no lo pudo o no lo quiso transmitir. Creo.