martes, 27 de septiembre de 2011

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CXCVIII



La Pivellina (Ídem, Italia-Austria, 2009), de Tizza Covi y Rainer Frimmel. Alguna vez leí un texto del veteranísimo Stanley Kauffman en el que decía que cada película de ficción podía verse, también, como un documental sobre los actores que trabajan en ella. Cuando uno de los personajes centrales es una niña de 2 ó 3 años (Asia Crippa) que es recogida por unos cirqueros, el sentido del documental es más claro. ¿Cómo hicieron Covi y Frimmel para hacer actuar a una niña de esa edad? ¿Cómo lograron transmitir algo cercano a una genuina interacción con el resto de los actores? No cabe duda que la cosecha neorrealista nunca se acaba. A ver si tengo tiempo de volver a esta cinta en la semana.

Los Inadaptados (México, 2011), de Jorge Ramírez Suárez, Javier Colinas, Sergio Tovar Velarde y Marco Polo Constandse. Ya escribí de esta cinta hace unos días y fue suficiente. No hay que hacer leña del árbol caído -aunque, por lo que leí por ahí, no tan caído: ganó algunos billetes en este fin de semana. En el podcast de Reforma hablé de ella.

Tetro (Ídem, EU-Italia-Argentina-España, 2009), de Francis Ford Coppola. Ya publiqué mi crítica hace unos días aquí mismo. A mí, la verdad, me duele ver la ridiculez en la que ha caído el director de El Padrino (1972).

Mis Tardes con Margueritte (La Tête en Friche, Francia, 2010), de Jean Becker. Una amable película-de-papá (dirías los venerables nuevaoleros) que se vuelve más que visible por su pareja protagónica, con un Gérard Depardieu muy contenido y una Gisèle Casadesus nada sentimental. Mi crítica en el Primera Fila de Reforma del viernes pasado. 

Delirios Siniestros (Hierro, España, 2009), de Gabe Ibáñez. Otro thriller en el que no sabemos si la protagonista (Elena Anaya, muy en su papel) está viendo realmente lo que nosotros vemos o se lo está imaginando. No está mal realizada, pero ya chole con la fórmula. Además, la puesta en imágenes es muy tramposa, con su caprichoso manejo de la cámara subjetiva/objetiva. Mi crítica en el Primera Fila del Reforma del viernes pasado.


6 comentarios:

Joel Meza dijo...

Pues acá siguen los churros veraniegos aunque ya se fue el calor, así que mejor cine en casa. Tampoco fue para morirse bichi pero no estuvo mal la selección: 127 horas, Danny Boyle sin popó, por primera vez (OK, hubo pipí...); Death at a funeral, buena comedia inglesa; Man Push Cart, buen drama neoyorkino; Cumbia Callera, película muda más buiena que mala, cumbias más buenas que malas, pompis regias mejores que peores.

Tyler dijo...

Yo vi Don Gato!

Bueno me llevaron y dócilmente accedi a ir luego de que la contraparte siempre a accedido de la misma forma cuando yo quiero ir a ver mafufadas como las de Shinoda o de Pabst o Griffith o asi

je

Darkcritic dijo...

Por el momento, lo único que se escucha rescatable en cartelera es “Senna”. Habrá que verla durante la semana (Aunque en medio de exámenes va a estar difícil). Yo este fin de semana vi más que una película, me tocó ver una obra maestra. Por primera vez, tuve la oportunidad de ver “El Acorazado de Potemkin” de Eisenstein. Considero que las palabras se quedan cortas cuando se intenta hablar sobre este tipo de trabajos. Increíblemente buena y un filme que absolutamente todos necesitan ver en algún momento. Llego a haber tomas que hasta hoy en día me parecerían monumentales. La habilidad de coreografiar gente y la puesta en imágenes de Eisenstein es perfecta. Quizás, el mejor filme que he visto en todo el año (Junto a “El Ejercito de las Sombras” de Melville).

Joel Meza dijo...

¿Cómo está Don Gato? Quisiera llevar a mis plebes pero me da mala espina que el anuncio en la cartelera de cinépolis dice algo como: "Está de pocajú". Para empezar, nunca he oído a nadie en el noroeste del país usar esa "palabra". Segundo, me suena a que es una variante chilanga de "de poca su madre". Si es así (no tengo idea de qué significa pocajú) definitivamente no tiene nada qué hacer en un anuncio de una caricatura para toda la familia (y si el anuncio lo dice, seguramente en algún punto de la película sueltan la expresión).

Mejor rento los DVDs de la serie de tele y los veo en casa.

Carl Zand dijo...

No te asustes Joel. Yo tengo la serie original y el Pocajú se refiere al un marajá de "pocajú". Busca ese episodio, muy divertido, como toda la serie. Me imagino que lo mejor de la película, será la voz del tata. Oyeee d-don ga-ato. Salud.

Diezmartinez dijo...

Joel: De esas, tengo en la lista de pendientes Man Push Cart desde hace tiempo. Ya es hora que la vea.

Tyler: ¿Y? ¿Qué tal Don Gato?

Darkcritic: Si ves por vez primera Potemkin, en efecto, es probable que sea la mejor película que podrás ver en el año.