miércoles, 4 de enero de 2012

¿Y con qué se come?/XI



En mis fotogramas 2011, escribí que uno de mis momentos favoritos del año pasado fue el rolling-gag en Thor (Branagh, 2001). Rafa Ibarra, lector de este blog y especialista en vinos, me pregunta qué demontres es eso de rolling-gag.
Un rolling-gag (también llamado running-gag) es un chiste que se repite en varias ocasiones y en cada repetición hay una variante que hace más gracioso el chiste. En Thor, por ejemplo, el forzudo es atropellado dos veces, sometido por una descarga eléctrica y finalmente, en el hospital, cuando se empieza a poner charrascaloso, lo inyectan con alguna sustancia tumba-caballos. Cada vez que lo aplacan, el asunto se vuelve más gracioso porque, precisamente, uno ya lo espera. Como suele suceder en los thrillers, en el horror, en la comedia física, en el melodrama, la anticipación por parte del espectador -es decir, el saber nosotros más que los personajes- hace más efectiva cualquier escena. 
Mi rolling-gag favorito es cuando Ken (Michael Palin), el ladrón y asesino tartamudo de Los Enredos de Wanda (Crichton, 1988), trata de eliminar a una correosa viejita para que no testifique en contra de su jefe. La susodicha doña sale a la calle con tres perritos lanudos y cada vez que K-k-k-ken intenta matarla, termina escabechándose a alguno de los chuchos. El asunto es gracioso porque Ken es un genuino amante de los animales -puede matar a la ancianita, pero no dañaría a ningún animal- así que cada vez que falla, Ken sufre y esto vuelve la escena aún más graciosa. El rolling-gag se vuelve hilarante porque, al final, uno anticipa el fracaso de Ken, lo que sucede... y no sucede.

8 comentarios:

Joel Meza dijo...

¡K-K-K-K-Ken!

Rafa Ibarra dijo...

¡Muchas gracias por la explicación!

Y abusando de la confianza, sería chido que publicaras un glosario de términos como éste, para quienes desconocemos el argot del mundo del cine.

Saludos cordiales.

Tyler dijo...

Rafa,

Había uno muy bueno, en el hoy extinto cinevertigo original.

Esa página era una joya, había 30mil reseñas, glosario cinematografico, explicaciones de los géneros, fotos, mails, uff

lo extraño!

Por una reseña publicada en ese sitio se me metió el gusanito de conocer a Hitchcock y hoy soy un co-religionario mas de ese Maestrazo.

Saludos

Rafa Ibarra dijo...

Pues a levantar firmas para que lo reinstalen, ¿no?

Joel Meza dijo...

Pos más bien a levantar una coperacha, porque el sitio era rentado...
Hablando de reseñas buscadas y no halladas, ¿'on'tá la de Río Bravo?
La acabo de ver por primera vez.
Definitivamente, para morirse bichi.

Abraham dijo...

Ahora está el rolling gag de El chico que miente con el niño que prengunta y pregunta: ¿Cómo se le
dice a un niño que no tiene mamá?

Tyler dijo...

Esa reseña de Rio Bravo estaba en ese sitio Joel. Recuerdo que me entró mucho la curiosidad porque decia algo asi como que ver al Duque con ese garbo era impresionante, entonces fui corriendo al mixup y la consegui y la vi y de ahi mi altar a Hawks nunca deja de tener una velita encendida jeje

La escena donde estan todos pasando la noche en la carcel y Dino canta con su guitarra y la armónica es la onda. De mis cintas favoritas :)

Diezmartinez dijo...

Rafa: Tenía todo eso que dices en otro sitio web. A ver si este año lo puedo rescatar.

Tyler: ¿Pues a qué sitio entrabas? ¿30 mil? Nah... Pero sí había, no sé, muchas. Varios centenares. Acaso más de mil.

Joel: Ah, Río Bravo... Deja la busco.