Envíos gratis a México

sábado, 11 de febrero de 2012

Ambulante 2012/II


En su noveno largometraje -octavo documental-, Errol Morris sigue encontrando al personaje perfecto frente a su cámara. En Tabloide (Tabloide, EU, 2010) se trata de la exMiss Wyoming Joyce McKinney, quien tuvo sus quince minutos de fama mundial -bueno, más de quince minutos, de hecho- cuando, en 1977, viajó de Los Ángeles a Londres para secuestrar a su antiguo enamorado, un tal Kirk Anderson, un joven mormón que se encontraba ahí como misionero. Según todos los testimonios, Joyce y Kirk tuvieron tres días de "diversión, comida y sexo" en alguna cabañita perdida de Devon -según ella, porque él quiso; según él, porque ella lo esposó a la cama y lo violó- pero, al final de cuentas, ella será capturada, pasará tres meses en prisión y, así, gracias al Daily Express y Daily Mirror -los legendarios tabloides del título- se convertirá en el objeto de moda del morbo internacional. 
Morris no usa la voz en off narrativa -aunque sí se escucha haciendo algunas preguntas y algún comentario clave hacia el desenlace- porque, francamente, no la necesita: tanto la ahora sexagenaria Joyce McKinney, como las demás articuladas cabezas parlantes que aparecen en la cinta -uno de sus cómplices en el secuestro, un exmisionero mormón que nos ofrece el debido contexto sobre ese culto religioso, un cinicazo fotógrafo del Mirror, un educado periodista del Express, además de un científico sudcoreano que aparecerá insólitamente hacia el final- van hilando una historia tan culposamente entretenida que uno está tentado a creer que Morris lo ha inventado todo.
Por supuesto, esto no es así. Esta historia de obsesión amorosa, escándalo sexual, delirio mediático y algo más -que no diré porque creo que es mejor que usted lo descubra: hay que ver para creer- está hilvanada por la avalancha de testimonios y comentarios de la media docena de entrevistados -la "víctima" Kirk Anderson se negó a hablar-, además de recortes de artículos, fotos de la época y hasta algunas entrevistas televisivas o cintas caseras tomadas, aparentemente, por la propia McKinney, la gustosa protagonista de este filme, que gesticula, llora, ríe, se carcajea y reflexiona sobre esa "historia de amor tan especial" que cambió su vida -en realidad, se trata de dos historias de amor, pero dejemos que usted descubra la segunda. 
¿Quién es esta extrovertida mujer con un coeficiente intelectual de 168 -130 es considerado muy superior- que, cuando joven, la vemos guapa, plantosa, de gran cuerpo, despampanante? ¿Qué le vio a ese timido mormón del que se enamoró a simple vista cuando lo vio, a los 19 años, en una visita que hizo a Utah? ¿De dónde sacó que los miembros de "esa dizque religión" tenían secuestrado a su Kirk y que era su deber rescatarlo? Y, por cierto, ¿cómo obtuvo el dinero para conformar el "equipo de rescate"? ¿Y de qué vive ahora? ¿Realmente se conservó virgen para su Kirk al que, dice, morirá amándolo?
Algunas de estas preguntas se responden de una u otra manera pero la principal, ¿quién es esta mujer?, queda en el misterio. Por supuesto, uno puede afirmar que simplemente McKinney está loca de atar y ya, pero la respuesta, creo, es un poco mas compleja. Claro, McKinney sí está tumbada del burro -"barking mad", dice el periodista del Express- pero Morris nos sugiere, especialmente por el seguimiento que hace de la cobertura de los tabloides ya mencionados, que ese frenesí por la vida de la exMiss Wyoming tampoco puede ser sano. Vamos, que si McKinney está más loca que una cabra, los periodistas que la siguieron y el público que devoró la historia no pueden presumir de ser mejores. Al final, es obvio que Morris se niega a condenar explícitamente a su entrevistada porque su extravagancia merece su admiración. Y eso es lo que más le atrae a Morris: el insondable misterio que representa cada ser humano y la verdad que defiende.

Tabloide se exhibe hoy sábado en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco a las 17 horas.

5 comentarios:

BCNdays dijo...

Mira que es bizarro este documental, es una gran crítica mordaz de las distintas concepciones de la realidad, con mucho sentido del humor. Muy bueno!

Joel Meza dijo...

Ahora entiendo por qué tanto chamaco se lanza con corbata y bicicleta a las calles...

Joel Meza dijo...

"Have you ever met a good lookin blonde at a local dance hall, have her offer you a ride home in her Vette, & while you're sitting in her car talking in your driveway it suddenly occurs to you, "This girl is nuts and has some serious emotional problems"? It was about 1975, it was my driveway and it was Joyce & me in her Vette. I know Kirk. I know a missionary who was in the same mission. I know others over whom she obessessed. I would believe Kirk long before I would trust Joyce in this matter."
Comentario en youtube a la sección de preguntas y respuestas de esta película en el DOCNYC:
http://www.youtube.com/watch?v=eqyO81UZ3Mc

Miguel Ravelo dijo...

Peliculón. La ví hace un par de meses y me encantó, como todo lo que hace Morris. Recomiendo mucho su serie First person. La verdad, con Morris no hay pierde. Y quien no haya visto The thin blue line, está en Netflix México, también es un peliculón. Y los perritos de Tabloide... madre mía. Increíble. ¡Viva Morris!

Diezmartinez dijo...

BCNdays: Así es. Y tampoco hay que tomárselo muy en serio. Digo, quién está diciendo la verdad es lo de menos.

Miguel: En efecto, con Morris no hay pierde.