miércoles, 29 de febrero de 2012

El cliché que yo ya vi/C




Esta sección llega a la entrada número cien. La inicié el 7 de octubre de 2007 comentando algunos clichés que Roger Ebert había recogido en un delicioso librito escrito por él con ayuda de sus lectores -"Ebert´s Little Movie Glosary"- y, después de hacerlo, sucedió más o menos lo mismo aquí en el blog. Es decir, la sección pasó de ser escrita por mí a ser escrita por los amigos y lectores de este blog. No estoy seguro, pero podría apostar que más de la mitad de las entradas han sido escritas por Joel Meza y Abraham Sánchez (los colaboradores más asiduos), además de otros generosos lectores como Christian Guisa, Alonso Ruvalcaba y muchos más. Gracias a todos.

El primer colaborador de esta sección, Joel Meza, propone para el cliché número 100:

"Salimos de water-mala...": En las películas, si los personajes se ven obligados a escapar por un río, generalmente flotando sobre una balsa improvisada, apenas empezarán a hacer gestos de molestia por la inesperada humedad, cuando se percatarán de que eso era lo de menos: la corriente del río los lleva, efectivamente, a las inevitables y proverbiales cataratas. En ese punto puede ocurrir una de dos cosas: nuestros héroes encontrarán la manera de saltar a la orilla antes del precipicio y salvarse; o bien, caerán por las cataratas en medio de alaridos de terror para... salvarse. A menos que quien cae sea el malo, que por supuesto se despedazará en las rocas o se ahogará en las turbulentas aguas.
Algunos de los sobrevivientes del cliché van desde los dibujos animados (Arthur y los Minimoys) a los animales caseros (Las Aventuras de Milo y Otis) hasta llegar al quintaesencial protagonista de los clichés de acción: Indiana Jones, que no contento con hacer los honores en El Templo de la Perdición, se da el lujo de caer por tres cataratas seguidas en El Reino de la Calavera de Cristal.

5 comentarios:

J Luis Rivera dijo...

Imagino que este cliché debe plagar los seriales de los 20s y 30s que Indiana homenajea.

Tyler dijo...

A Harrison Ford le gusta andarse salvando de cataratas cada que puede, como olvidar ese legendario "I'm innocent" , "I don't care!"

Y bolas! de repente chico saltote a las cataratas en el Fugitivo

Si hubiera sido el malo seguro se muere, pero como es Han Solo, claro que no!

jo

Joel Meza dijo...

¡El Fugitivo disparó primero!

Abraham dijo...

La madre de todos los clichés. La última vez que recuerdo haberlo visto fue en esa cosa de Open Season. Recuerdo que varios niños me dijeron que no la viera, que era malísima. Que sólo la 2 y la 3 son buenas. Quien me manda a no hacerles caso, sabios ellos.

Diezmartinez dijo...

J Luis: Seguramente. O en la literatura juvenil de donde salieron esos mismos seriales.

Abraham: Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad.