jueves, 2 de febrero de 2012

El cliché que yo ya vi/XCVII

 Fotograma tomado de BluRay.com (como si no fuera evidente)


Joel Meza, preparándose para el 14 de febrero, rescató este cliché de la mejor cinta romántica con Leo DiCaprio (no, no es Titanic):  

"¡Que la suelte, que la suelte!": En las películas, ningún héroe puede disparar (y matar) a alguien más sin antes untarse un poco de mantequilla en la mano, a juzgar por lo que ocurre inmediatamente después del balazo: la fusca cae al suelo sin que el ahora asesino haga un intento por no soltarla ni por recogerla nuevamente. En su cara se dibuja un "ay, se me disparó" para luego salir corriendo a esconderse. Véase, aprovechando el mes del amor, a Romeo (DiCaprio) despacharse a Tibaldo (John Leguizamo) en Romeo+Julieta. Ya sé, ya sé: todos estarán pensando en Michael Corleone, pero a que no se acordaban de ese gesto en la película de Baz Luhrmann...


2 comentarios:

Agustín T. Galván dijo...

Corleone no cuenta. Dispara, camina con cara de pedo, se tambalea y luego tira la pistola y da una media vuelta y se va. Y Pacino repite la coreografía igualita, igualita en otra cinta. Sirve pa' trivia. Pero está bien fácil. Es en la misma cinta en la que hace homenaje a Nicholson de El Resplandor y su "Here's Johnny!"

Diezmartinez dijo...

Agustín: Sí, Corleone no cuenta. Esa trivia no la conozco, para que veas.