viernes, 30 de marzo de 2012

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCXXIV



Misterios de Lisboa (Mistérios de Lisboa, Portugal-Francia, 2010), de Raúl Ruiz. Una maravilla fílmica que ya estuvo en mi lista de lo mejor que vi el año pasado, pues se programó en la Muestra Internacional de Cine. Ahora vuelve a exhibirse de nuevo, en el circuito alternativo de la Cineteca Nacional. Acabo de publicar de ella por acá.

Los Juegos del Hambre (Hunger Games, EU, 2012), de Gary Ross. No dudo que las novelas originales en las que está basada esta naciente saga sean muy populares, pero esta adaptación cinematográfica es, me disculpará usted, bostezante. Durante la primera hora no pasada nada y, después, en la hora y media restante, lo que sucede no podría haberme interesando menos. El filme es demasiado largo, la sátira es más que obvia y la violencia mínima, seguramente sacrificada para lograr la clasificación comercial clave PG-13. La trama, sobre un futuro mundo distópico en el que un grupo de adolescentes deben luchar por su vida en una especie de violento y letal programa televisivo, me hizo recordar la mucho mejor, más divertida y más corta El Sobreviviente (Glaser, 1987), sobre una novela de Stephen King, con Arnold Schwarzeneger como protagonista.

Los Niños de la Esperanza (La Raffle, Francia-Alemania-Hungría, 2010), de Rose Bosch. El "cine de papá" en su máxima expresión. Otra cinta del holocausto judío que, sin embargo, logra transmitir un ángulo novedoso: la participación cómplice y criminal del gobierno de Vichy en la redada del título original, cuando miles de judíos -algunos de ellos ciudadanos franceses- fueron llevados a los campos de concentración y de exterminio de los nazis. La cinta presume estar basado en la experiencia de los sobrevivientes y en documentos oficiales, sean de los nazis, sean del gobierno del Mariscal Pétain. Mi crítica, en el Primera Fila del Reforma viernes pasado.

4 comentarios:

Christian dijo...

Te digo Ernesto! Tengo una compatibilidad cinefila contigo asombrosa. Ok, eso sonó como fan from hell obsesionado de alguna pelicula baratona de hollywood jajaja

Pero no, no lo soy aclaro!

Pero que barbaro, todo eso lo discutí en twitter y también hablé de esa pelicula de Arnold y tambien me quejé amargamente de lo aburrida que es esta cinta.

o.O

Pues si, yo iba con grandes expectativas y cual va siendo mi sorpresa cuando me voy topando con un pastiche pretencioso y sangron de una historia de adolescentes bullis dandole de catorrazos a otros en una especie de mundo futurista bastante mamon por cierto ¿Qué en el futuro nos tendremos que vestir con pelucas de colores ridiculas o que?

Y luego la historia tiene unas lagunas bastante evidentes, primero se la pasan hablando de los mentados "patrocinadores" y luego nada de eso se ve y luego la violencia es nula, veo mas sangre jugando Mario Bros en el nintendo.

Y luego lo peor, la historia de amor entre la protagonista y sus dos hombres nunca termine de entenderla, a quien quiere pues? Al del pueblo o al otro? O al otro lo quiere por que esta fingiendo? No no no, un desastre la verdad...

Y luego llegué a mi casa a ver de que tratan las dos secuelas que vienen y se pone peor!

Eso si, la Srita Lawrence es muy linda y trabaja bien, lastima de todo lo demas.... Jajaja

En cambio, fui a ver John Carter con las peores expectativas y aunque tambien tiene sus fallas y al principio casi me duermo, al final como que se compone bastante la cosa y no me desagradó para nada.

Aqui si se entiende quien quiere con quien, cual malo le quiere hacer daño a cual otro y todos felices. Tambien sale un perro marciano bastante simpatico y sale doña Lynn Collins que guau!!! Todo bien ahi...

Tambien sale Mark Strong que ultimamente se esta consolidando como el "malo de engarroteseme ahi" de cabecera, pero esta bien, le sale bien el papel, que lo aproveche...

En fin, pues ultimamente nada sobresaliente en el cine caray. Y ya se viene el verano, que Hitchcock nos agarre confesados...

Saludos

Abraham dijo...

Caray, eso de cine de papá será en su mínima expresión. Esa de Los niños de la Esperanza podrá ser la primer cinta del velódromo en Francia, pero aquí en México ya habían estrenado LA llave de Sara antes, que trata el mismo tema y esa si es gran cine, hasta la niña protagonista le gana el duelo de actuación a la impresionante Kristen Scott Thomas. Niños de la esperanza se me hizo una porquería en comparación, lo peor de esta semana para mi.

Los juegos del hambre odié la primera parte asi que supongo que estoy de acuerdo, aunque la segunda parte me pareció bastante divertida antes de que se convirtiera en telenovela onda Twilight. Definitivamente no seré team Hutcherson, el otro vato es màs buena onda.

Criaturas Ocultas es puro vacilón de casa embrujada, pero al menos es màs divertida que otros esperpentos como La dama de negro o Fenómeno Siniestro. Y hay chica guapa con escote.

Lo mejor para mi fue El príncipe del desierto, no será War Horse, pero como épica infantil funciona notablemente bien. Si tan solo tuviera una dirección más sólida y fuera menos trastabillante. En fin, al menos aquí si hay una buena historia que contar.

Misterios de Lisboa yo la conté en estrenos cachirules de cineteca. Y hasta que no habrán la cineteca cualquier cosa que se estrene en salas alternas la tomaré de ese modo. Pero bueno, a mi no me entusiasmó tanto como a usted, la segunda parte es puro chismerìo descarado, demasiado para mi. Pero aceptó que la pasé bastante bien hace unos meses estando las chorrocientas horas en el cine de un jalòn. Habrìa de echarse The Deep Blue Sea, es del estilo.

Christian dijo...

Pero no se preocupen! Como se que los tenía con mucho pendiente mi educación cinéfila, con gusto les informo que mi copia de Misterios de Lisboa ya viene en camino, espero alcance a llegar para la semana santa y asi estaré muy feliz viendo casi cinco horas de gloriosas puestas en abismo con narrativas paralelas filmadas en tableau...

¡ujuy!

Christian dijo...

Y se me olvidó mencionar que los primeros 10 minutos de Hunger Gamezzzzz lograron molestarme bastante con esa camara danzarina que casi me marea.

Me acordé de Joel...