jueves, 24 de mayo de 2012

32 Foro de la Cineteca/VI



Melancolía (Melancholia, Dinamarca-Suecia-Francia-Alemania-Italia, 2011), el más reciente largometraje del provocador profesional Lars von Trier, es el sueño dorado de todo maniaco-depresivo: en los primeros 8 minutos del filme, el planeta en el que vivimos se va mucho a la goma. Un enorme cuerpo celeste -el planeta "Melancolía" del título- choca con nuestro hogar y, por ende, todos chupamos faros. Aunque, en realidad, esto no está pasando... todavía. Los primeros ocho minutos de la película se revelarán más tarde como las arrobadoras/apocalípticas visiones -en ralenti extremo, tomadas con una cámara de alta velocidad- que tiene la depresiva Justine (Kirsten Dunst, Mejor Actriz en Cannes 2011), la ingobernable hermana de Claire (Charlotte Gainsbourg), las dos mujeres que serán las protagonistas de la cinta.
La película está dividida claramente en dos secciones. La primera, titulada "Justine", es una suerte de re-elaboración libre de La Celebración (Vinterberg, 1998) -aunque von Trier ha dicho que sus influencias vienen de la pachanga de El Francotirador (Cimino, 1978) y la postpachanga de Pecadora Equivocada (Cukor, 1940)-, pues como en aquella dogmática cinta de los 90, somos testigos de una fiesta familiar -en concreto, la lujosa boda de Justine con el buenazo Michael (Alexander Skarsgård)-, que termina en peleas, rompimientos, caos y desastre.
 El segundo segmento, titulado "Claire", trata también de caos y desastre, aunque en un ámbito un poquito mayor: el planeta entero. Ha pasado un tiempo después de la boda y Justine vive con su hermana Claire y el marido de ella, John (Kiefer Sutherland), en una enorme propiedad con castillo, caballerizas y 18 hoyos de golf incluidos. John, un astrónomo aficionado, sabe que el planeta Melancolía, se acerca a la Tierra, pero asegura que pasará de largo. Justine, convertida en una serena Casandra, sabe que no es cierto: todo perecerá, dice, cual Werner Herzog femenino, porque "la Tierra es malvada" y porque "la vida en la Tierra es horrible".
He visto en par de ocasiones la película. La segunda vez, hace unas horas. Esta vez, el filme de von Trier me gustó más, aunque me sigue pareciendo una cinta irremediablemente quebrada. Cada uno de los tres segmentos -el prólogo/preludio en slow motion con Tristan e Isolda de Wagner a todo lo que da en la banda sonora; la vital parte de la caótica boda de Justine y Michael; el ominoso segmento final del Apocalipsis- valen por sí mismos, pero no encajan tan bien uno con otro como deberían. Entiendo que la primera parte era necesaria -había que mostrar en todo su "esplendor" a la frágil, depresiva e irracional Justine (alter ego de von Trier, según lo ha declarado él mismo), para luego contrastar este comportamiento con la madurez, resignación y hasta sabiduría con la que enfrenta ella misma el fin del mundo en la segunda parte-, pero creo que "Justine" se alarga demasiado, se vuelve repetitiva y redundante y cae en digresiones innecesarias, como el enfrentamiento de ella con su jefe (Stellan Skarsgård), o el acostón de ella con uno de los invitados a la boda (Brady Corbert), por dar un par de ejemplos.  
Sin embargo, también debo confesar que, sin negar estas deficiencias -que al final de cuentas son menores, porque es evidente que a von Trier le interesa muy poco los detalles de la trama: tampoco se detiene a explicar los elementos científicos de la inminente colisión de Melancolía con la Tierra-, Melancolía es un filme es compulsivamente visible, tanto en su vigorosa primera parte -con su inestable cámara en mano y su ejército de cameos-, como en su oscuro -y mucho más sereno- segmento complementario, cuando las dos hermanas invierten sus papeles, y la controladora Claire se entrega a la desesperación mientras la irracional Justine opta por la tranquilidad y el equilibrio.
Eso si: al fina de cuentas, es lo de menos que las dos hermanas terminen haciendo las paces. Para el cinesta danés el Universo es frío, cruel y en su designio -si es que existe algo así- estos sentimientos fraternales no importan. Lo que le interesa a von Trier en realidad, sospecho, es haber creado el escenario propicio para esa bellísima y terrible imagen final en la que todos nos vamos al carajo, absorbidos en esa ola de color, fuego, muerte y destrucción.

11 comentarios:

Christian dijo...

La vi ayer.

Mi historia con Trier no ha sido buena, casi ninguna de sus películas me ha gustado demasiado, pero en esta ocasión disfruté bastante de Melancolía. Y muy seguramente es la película que mas me ha gustado de él.

La cinta se sostiene muy bien durante casi todo el metraje. Durante la primera parte, el misterio que rodea al personaje de Kirsten Dunst se va desenvolviendo muy bien y el interes por saber que carajos le pasa a esa escuincla mimada que lo tiene todo y que se empeña en echarlo a perder, es genuino.

Y luego en la segunda parte, el misterio del dichoso planeta tambien se desenvuelve bien a pesar de que ya sabemos lo que va pasar. Y finalmente esa "dualidad simetrica" de los personajes a mi si me gustó, es decir, en la primera parte vemos a la Dunst llegar bien y luego su deterioro y en la segunda parte vemos el deterioro de la hermana. Eso me pareció muy interesante.

Finalmente un apunte al margen, hay unas escenas del universo y la musica de Wagner que por un breve instante si me hicieron pensar: "a ver a que hora salen los dinosauritos y las medusitas" jeje

Si me lo preguntan a mi, me sigo quedando con Malick.

:P

Ps, perdon si hay faltas ortograficas, esto de escribir desde el celular es complejo.

Diezmartinez dijo...

De hecho, en Cannes 2011 se presentaron los dos, Malick y von Trier. Buen mano-a-mano. Ganó Malick, claro, pero Kirsten se llevó su premio. Y von Trier, el escándalo.

Christian dijo...

Malick ya me marcó para siempre,

Así como cuando en alguna película veo caballos irremediablemente pienso en Ford, o cuando en alguna película veo desolación, viento y papas retratados en un plano secuencia de 30 minutos pienso en Tarr, ahora cada que veo nebulosas y constelaciones, inexorablemente pienso en Malick.

Ya me pasó en 'Rio de Oro' hace unos meses y mas recientemente en esta de Von Trier...

Yavin I. Gomez. dijo...

Las "digresiones" que mencionas respecto al personaje de Justine no son del todo innecesarias. Es parte de la inestabilidad psicológica/emocional del personaje. De hecho, el personaje habría sido muchísimo más aburrido si esas escenas no existieran.

Joel Meza dijo...

Junto con esta y otras pleiculas, sigo esperando a los fanboys en estas discusiones...

Christian dijo...

Ademas esas disgresiones te hacen detestar profundamente a Justine. Bueno al menos yo la odié.

"a veces te odio tanto Justine"

Same here...

Diezmartinez dijo...

Yavin: Bienvenida a los comentarios. Sí, acaso tienes razón. Aunque me sigue pareciendo que el pleito con el patrón y, sobre todo, el acostón con el sobrino de él están de más. Digo, con entender que es caprichosa, inestable y depresiva era más que suficiente. Me parece que von Trier dora de más la píldora haciéndola promiscua. Pero, bueno, es cierto que hace más interesante esa primera parte de la cinta.

Christian: Pero es adrede, claro. Luego se verá ella como la voz de la serenidad y la tranquilidad cuando se acerca el Apocalipsis.

Joel: ¿Estás sentado?

Joel Meza dijo...

No respondo a los albures.

Agustín T. Galván dijo...

¿Tarde pero seguro? Claro que no.

Y cuando la mayoría ya vio Melancolía en su casa, la estrenan en un festival y luego, seguro, en una fracasada corrida comercial pues varios dirán: ah, sí, ya la vi, mejor veamos MiB 3.

Bien por eso, distribuidores. Y luego se quejan de la piratería matando industrias y bla bla bla...

Diezmartinez dijo...

Agustín: Y sí... Bla, bla, bla... Y, bueno, esto fue en el Foro. Falta el estreno comercial.

Anónimo dijo...

kirsten dunst is bellisima and great artist,todo el mundo tiene su atractivo y talento particular,saludos,buena pagina.