jueves, 28 de junio de 2012

El cliché que yo ya vi/CIV



Joel Meza propone:

¿Y el molcajete, 'apá?: Quien desconozca (o se niege a aceptar) la influencia de Sylvester Stallone en el cine de acción, simplemente tiene que ver cualquier película en la que un personaje se prepara para una batalla cuerpo a cuerpo (aún si es simbólica): invariablemente la escena repite el ritual de Rambo: close-ups a lo que el tipo se va colgando. A saber el cuchillo, la pistola, el rifle, las cananas, las flechas (¡lotería!) o lo que venga al caso, según la historia en turno. La escena culmina con un close-up a la cara, mientras la ahora percha ambulante se pinta camuflaje o algún garabato significativo, pa' amarrar.
Hace treinta años Stallone lo hizo por primera vez y no hay año en que no veamos el *homenaje*, hasta en películas para niños, como actualmente en Madgascar 3, aunque, eso sí, apelando a las cuotas de género... y especie, esta vez son una mujer y un tigre quienes hacen los honores.

3 comentarios:

Christian dijo...

ah, un valiente mas que se echó esa diversión veraniega, vacua y surrealista que es Madagascar 3

:P

Joel Meza dijo...

Lamento decir que se queda muy corta para mi, Christian. Y agrego que la fui a ver animado por tu comentario en una entrada anterior.
Pero coincido: la secuencia del Vaticano es de lo mejor de la pelicula.

Anónimo dijo...

Cuando escribieron lo de las flechas me acordé de Charlie Sheen y la gallina en Hot Shots 2, ja.