sábado, 28 de julio de 2012

De-BD Verse/III





La verdad, tenía meses con ella y no había abierto la caja. Pero usted disculpará: la cajota es intimidante. Se trata de la edición en Blu-Ray por el 50 aniversario de Ben Hur (Ídem, EU, 1959).
Se trata de una presentación monumental de colección (el box set es de 20 x 30 cm), numerada –la mía es la pieza 17,632 de 125,000- que contiene un vistoso cuaderno de fotos, el diario personal que llevó Charlton Heston durante la filmación de la cinta –la edición de este librito vale por sí misma: en su interior trae copias de boletos de la premiere, varias fotos en blanco y negro, y el facsímil de los apuntes del puño y letra de Heston- y, además, tres inagotables discos.
Los dos primeros blu-rays contienen la cinta remasterizada. Honestamente, yo había visto Ben-Hur en por lo menos tres ocasiones –una de ellas en pantalla de cine, en mi adolescencia-, pero la imagen que presenta esta edición es impresionante. La película está acompañada con el comentario del historiador de cine T. Gene Hatcher y el propio Charlton Heston,  además de la opción de ver el filme con solamente la música compuesta y oscareada de Miklós Roózsa.
El tercer disco, con tres horas de extras, es un agasajo para los fanáticos del filme. El plato principal es una copia impecable de la Ben Hur silente, dirigida en 1925 con Fred Niblo y con el mexicano Ramón Novarro en el papel protagónico. Pero los demás extras no son poca cosa: un nuevo documental realizado para esta edición, “Charlton Heston & Ben Hur: A Personal Journey” –escrito y dirigido por el hijo del actor, Fraser C. Heston-, otro par de documentales sobre la película en sí, además de la pedacería de siempre: trailers, fotos, escenas del Oscar 1960 –en donde Ben Hur arrasaría con 11 estatuillas-, fragmentos de noticieros y demás. 
            En cuanto a la película en sí, dirigida por el prolífico y versátil artesano William Wyler, ¿qué podemos decir? La producción hollywoodense es impecable, la presencia de Heston llena la pantalla y la trama es lo suficientemente entretenida como para sostenerse durante más o menos tres horas, hasta que sucede la célebre secuencia de la carrera de cuadrigas, uno de los momentos más famosos en la historia del cine. Sin embargo, después de esta secuencia, en los últimos cuarenta minutos de la historia, la trama se estanca hasta que, en lugar de terminar, yo diría que se agota. Y es que es tal la fuerza que ha logrado el filme hasta ese momento, que todo lo que continúa después resulta ser, hasta cierto punto, anti-climático.
            Con todo, creo que Ben Hur es de esos filmes que todo cinéfilo debería ver por lo menos una vez en la vida para entender lo que eran las épicas romanas hollywoodenses. Y si se ve en esta agotadora edición en BD en la pantalla más grande que tenga usted en su casa, mucho mejor.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Órale. Pos habrá que buscarlo, el BD,digo.

a.

Joel Meza dijo...

Me acabo de dar cuenta que ví Ben-Hur (entra la música) solamente una vez, hace más de 25 años, en el cable. Era una edición mochada de los lados, aunque en ese tiempo no sabía de esos crímenes y me sorprendió ver que, cuando empieza la escena de las carreras, la imagen se volvió rectangular y todo se veía más chiquito en la pantalla casera de 25", pero la percepción de una prometedora espectacularidad aumentó durante esos minutos de imagen rectangular. Tendré que seguir tu consejo y conseguir el BD. Y la tele grandota.

Diezmartinez dijo...

Joel, a: Se ve espectacular, en efecto.

Mozzter dijo...

¿Se podría decir que este es uno de esos casos donde por el origen de la tematica, casi todo mundo en México (y paises catolicos) la ha visto?

Si no me falla la memoria, Ben Hur es repetida hasta el cansancio cada que llega semana santa. Y es extraño pero cada vez que me la topo digo algo "¿otra vez?", sin embargo hacen falta un par de minutos para quedarse picado y no despegar la vista de la televisión.

Saludos.

Diezmartinez dijo...

Mozzter: Sí, claro. Creo que cualquier católico (o que ha crecido en un país católico) ha visto, aunque sea fragmentos, de Ben Hur. Es inevitable.

Oscar Chavira dijo...

Tenía mis serias dudas sobre el cómo se verían las cintas clásicas manipuladas al formato BR. Este set de discos me rompió el paradigma, nunca habíamos visto a Ben Hur con semejante nitidez y detalle. Vale la pena el set sin duda. Saludos.

Diezmartinez dijo...

Oscar: Sí, como no. Y los extras, inagotables.