sábado, 28 de julio de 2012

El evangelio de la historia del cine... según Agustín Galván/VII




Agustín Galván, investigador, docente, crítico, bloguero, especialista en ciencia ficción, horror y zombis, es uno de los más feroces lectores y cinéfilos que he conocido. Y él sabe que ese adjetivo, "feroz", significa mucho para mí. Su top-10, acá:


Recibí la invitación para el Evangelio Personal de la Historia del Cine de parte de @Diezmartinez. Sin pensarlo dos veces, contesté que sí haría la lista, que gracias por la invitación y ya saben: bla, bla, bla.
Luego, ya de noche, comencé a redactarla. Y cuando orgulloso por tener la tarea lista esa misma noche, preparaba los comentarios, ocurre que suelto el primer “¡Carajo!”
Sí, porque carajo, comencé a pensar qué estaba poniendo en la lista.
La lista debía tomarse como una suerte de: si yo fuera usted, vería estas cintas y comprendería mejor de qué trata eso que llamamos cine. Pero resulta que uno acaba contrabandeando sus gustos y disgustos a la hora de ponerse a hacer esos ejercicios. Así que uno acaba con una suerte de: no sé ustedes, pero yo me la pasé muy bien viendo estas películas que curiosamente apuesto que no han visto ¡Muahahaha-ha!
En efecto, aquello definitivamente no parecía un Evangelio Personal de la Historia del Cine sino una wish list de Amazon para las próximas navidades con una tarjeta prepagada que algún extraño me dio una mañana de domingo hace unas semanas justo afuera de una casilla electoral.
A partir de entonces, cada noche hacía una lista, luego la leía y comenzaba a borrar títulos. Estaba claro desde el inicio que no habría una nomenclatura ascendente o descendente. El resultado sería en orden cronológico y no se repetirían directores. También sabía que era posible que ninguna cinta fuera de mi fecha de nacimiento en adelante (y así sucedió).
Así que aquí está ¿Cómo resultó? Tomé todas las listas y descubrí un patrón: cintas que estaban ahí siempre (ah, sí, me pidieron diez, pero yo hacía la lista de veinte o treinta).
Siempre he dicho que la última obra maestra se estrenó en 1958. También que nuestros gustos cinematográficos hablan más de nosotros que nuestra caligrafía o nuestra forma de vestir (y caminar, y sentarnos). Sin embargo, esta lista, se supone, no hablará de mí, sino de cómo veo al cine. Ese fue el reto a fin de cuentas y sé bien que fracasé (sí, sí, sí, me gusta el film noir).
Así que, luego de confesarme, aquí va la lista sin más comentario:

- Le locataire diabolique (1909) de George Méliès.
- M (1931) Fritz Lang.
- The Naked City (1948) de Jules Dassin.
- Rashomon (1950) de Akira Kurosawa.
-  Sunset Blvd. (1950) de Billy Wilder.
-  Touch of Evil (1958) de Orson Welles.
- North by Northwest (1958) de Alfred Hitchcock.
- The Man Who Shot Liberty Valance (1962) de John Ford.
- 8 1/2 (1963) de Federico Fellini.
- El Espíritu de la Colmena (1973) de Víctor Erice.

Atentamente, el Duende Callejero.

10 comentarios:

Christian dijo...

Un gustazo leer la lista de Agustín a quien conocí como el legendario 'Duende Callejero' siempre exigente, siempre implacable. Cheers man!

Errr... yo ya sabia que 'Touch of Evil' iba a andar por ahi, no por nada la considera la ultima obra maestra...

Saludos y un abrazo!

PD: no sé ustedes pero algo asi como entre Wilder, Hitchcock y Ozu son los nombres que mas veo se repiten...

Agustín T. Galván dijo...

Me quedé con cinco más, la verdad. Pero a grosso modo con esas me quedo.

Agustín T. Galván dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

El verbo.
a.

Joel Meza dijo...

Cómo celebro haber visto por primera vez Touch of Evil en la pantalla grande (cuando estrenaron la versión que trae el inicio restaurado, sin los créditos).
Charlton Heston me gusta en esta película. ¿Tantas menciones recientes tuvieron que ver con la reseña de Ben-Hur?

Christian dijo...

Ya vi Le Locataire Diabolique. Tres veces de hecho. Una maravilla que me hizo reir como loco.

Diezmartinez dijo...

Christian. Habrá que hacer el ejercicio cuando terminen las listas. Qué directores fueron más nombrados, aunque sea con diferentes cintas. Kubrick también aparecerá, de seguro. (Ah, sí, esa películita de Melies es cotorrísima).

Christian dijo...

Esa cinta de Melies, que mas bien es un cortito de 8 minutos, es una cosa gloriosa Ernesto

En un encuadre fijo de un cuertito cerrado, el tipo de avienta todo un espectaculo hilarante de un señor que saca y saca cosas de su maletin y luego las mismas cosas que saca, como muebles y chimeneas, las dobla y las mete tambien al maletin

Obviamente se notan los cortes a los fotogramas para hacer los trucos, pero la maravilla intrínseca es esa magia que el cine puede hacer, como bien nos los explica el propio Melies en Hugo Cabret.

que cosa...

Agustín T. Galván dijo...

No es la gran cinta de Méliès, pero es una maravilla que se debe ver de vez en cuando, o descubrir. Eso, estimados, es cine puro.

Joel Meza dijo...

Esa de Méliès tuve el gozo de descubrirla junto con mis hijos, en youtoube. Nos carcajeamos de lo lindo. Y luego, viendo juntos Hugo, mi recompensa fue verlos brincar, literalmente, del asiento cuando aparece Méliès en la historia. En sus propias palabras, no podian creer que estaban viendo a Méliès en persona. La magia del cine, definitivamente.