domingo, 22 de julio de 2012

Guanajuato 2012/I



Aunque Guanajuato tiene competencia de largometrajes -opera prima nacional, internacional y sección México-, la realidad es que el festival nació como un espacio de divulgación y competencia del cortometraje. De hecho, durante mucho tiempo el festival fue conocido como Expresión en Corto, por más que ahora sea identificado como GIFF (Guanajuato International Film Festival). Por lo mismo, porque lo más notable suelen ser cortometrajes, he aquí una rápida revisión de algunos de ellos:
De la sección no competitiva Mexicannes pude ver tres cortos: 
Mila Caos (Cuba-Alemania, 2011; 18 minutos), de Simon Jaikiriuma Paetau, sobre la relación de un travesti -o transformista, como le llama en Cuba- llamado Seba (Yaniel Castillo), quien va a debutar en un bar habanero y quiere que su mamá (Rebeca Aragón) lo vaya a ver. La señora, en su casa, ve la prueba del hijo grabada: su sexy interpretación fonomímica de "Lo material".
Bien hechecito, bien actuado, pero este tipo de temas, tratados desde Cuba, me hacen recordar, ni modo, las persecuciones homofóbicas indiscriminadas y el acoso a homosexuales famosos como Reinaldo Arenas o Néstor Almendros. Qué bueno que ahora hay una aceptación (¿o resignación?) de la diversidad sexual por parte del régimen de los juveniles hermanos Castro pero, ¿para cuando un mea culpa del Estado cubano por todo lo que hizo antes?
Hasta que Llegue el Verano (L'Estate che non viene, Italia, 2011; 16 minutos), de Pasquale Marino,  presume por su parte una magnífica ejecución, aunque sufre el mismo problema que he visto en otros cortometrajes que se están presentando en Guanajuato 2012: la ausencia de una resolución más lograda. 
Estamos en alguna playa italiana y una guapa maestra de prepa (Lucia Mascino) se encuentra con tres de sus alumnos que, aparentemente, se han cruzado con ella por mero accidente. No es así: los muchachos han ido a la playa a hablar con la "profe" pues, por lo menos uno de ellos, es casi seguro que va a reprobar. ¿No podría la maestra hacer algo? La tensión va subiendo en la medida que avanza el corto, pero la ambiguedad de su resolución termina dañándolo.
El mejor corto de esta sección y uno de los mejores en Guanajuato 2012 -digo, de los trece que he podido ver- es Punto Focal (Focal Point, Irán-Malasia, 2009; 19 minutos), de Alireza Khatami y Ali Seiffouri. La premisa es digna de algún cuento (sea literario o fílmico) de Woody Allen. Es más: de alguna manera, me recordó el episodio del actor "fuera de foco" de Los Enredos de Harry (Allen, 1997). 
Un solitario fotógrafo (Patrick Teoh) tiene un pequeño estudio con una cámara fotográfica que, luego entendemos, es mágica: si uno se toma la foto con ella, la imagen que sale es de nuestra "media naranja" ideal. Así pues, las novias van a tomarse la foto y, cuando en el revelado, aparece la imagen del novio, salen felices de la vida. Por el contrario, qué terrible es ir a tomarse la foto con el novio y que la muchacha descubra que en el papel aparece una mujer que ella no conoce.
El fotógrafo parece maldito: descubre la felicidad/infelicidad de todos sus clientes, pero él no ha encontrado a su pareja ideal. Cada vez que se toma la foto, aparece siempre la misma señora, sonriente, pero él no la ha conocido... hasta que, un día, aparece en su estudio, para tomarse la foto.
Sin una sola línea de diálogo, con un magistral manejo del sonido y con un perfecto Mr. Theo como el lacónico fotógrafo, Punto Focal es un muy logrado corto de magia, humor y amor. Lo dicho: que no lo vea Woody Allen. Se moriría de envidia.

No hay comentarios: