jueves, 6 de diciembre de 2012

Argo



Con Argo (Ídem, EU, 2012), su tercer largometraje como director, el limitado actor convertido en talentoso cineasta Ben Affleck, ha dado nuevamente en el blanco. Dicho de otra manera, va tres de tres como realizador, contando la temprana obra mayor Desapareció una Noche (2007) y la sólida heist-movie Atracción Peligrosa (2010). Sin embargo, al mismo tiempo pueden notarse en Argo algunas señales de alerta: ninguna de las dos anteriores películas de Affleck era tan domesticada ni tan satisfecha consigo misma. 
Basada en increíbles hechos reales que fueron desclasificados por la CIA en 1997, henos aquí en el Teherán de noviembre de 1979, en plena crisis de los rehenes de la embajada estadounidense en Irán. Seis empleados gringos -cuatro hombres, dos mujeres- escapan a tiempo de las hordas del Ayatola Jomeini y, refugiados en la embajada de Canadá, esperan que la CIA los saque del país. Entra en escena un especialista en sacar gente de lugares peligrosos, el "extractor" Tony Mendez (Affleck himself), a quien se le ocurre la "peor mejor idea" posible: montar una ficticia compañía de cine, ir a Teherán en calidad de productor fílmico canadiense en busca de locaciones para una copia chafa de La Guerra de las Galaxias (Lucas, 1977) y, con seis pasaportes falsos emitidos por el gobierno de Canadá, sacar a los gringos escondidos.¿Cómo es posible que ese plan haya sido aprobado de verdad y, de hecho, haya triunfado? Bueno, lo que pasa es que la alternativa era aún más absurda: sacar a los seis empleados en bicicleta, pedaleando... ¡y hasta Turquía!
Lo más disfrutable de la cinta es el proceso de montaje -en más de un sentido- de la falsa productora de cine Studio Six, dirigida por el oscareado maquillista de El Planeta de los Simios (Schaffner, 1968) John Chambers (John Goodman) y el ejecutivo hollywoodense Lester Siegel (Alan Arkin), quienes acaparan las mejores y más divertidas one-liners de toda la película ("Cualquier puede dirigir una película: dame un chango y en una semana lo convierto en cineasta", "Si voy a hacer una película ficticia, será la mejor película ficticia en la historia del cine"), en la mejor tradición del Hollywood autorreflexivo/autoparódico que, desde los tiempos de Mack Sennett,  no tiene empachos de burlarse de sí mismo cada vez que puede. 
La segunda parte del filme, centrada en los esfuerzos de Mendez por "extraer" a sus seis compatriotas de Teherán es menos interesante, aunque está ejecutada con un brío y profesionalismo admirables, tanto en la puesta en imágenes -impecable fotografía setentera de Rodrigo Prieto, maniática reconstrucción de edificios y calles de Teherán de parte de la diseñadora de producción Sharon Seymour- como en la realización del emocionante desenlace griffithiano, responsabilidad del editor William Goldenberg. Con todo, es imposible hacer a un lado el exagerado sentimentalismo/patrioterismo del desenlace -los "extraídos" convertidos en héroes nacionales, la reunión de Mendez con su adorable hijito-, que nos deja con la sensación de haber presenciado un bien hechecito palomazo hollywoodense y nada más. Una película divertida, sin duda alguna; nunca aburrida, qué duda cabe; bien realizada de principio a fin, sin discusión... pero convencional y domesticada. 
Como bien ha dicho Mauricio González (@mauroforever en twitter), Argo parece haber sido dirigida por Ron Howard. Y, bueno, Mr. Howard no es mal cineasta, pero de Ben Affleck, que dirigió Desapareció una Noche, debemos esperar algo más. Quién le manda haber demostrado que puede hacer mejores películas. 

18 comentarios:

Christian dijo...

Argo fuck yourself!

Champy dijo...

Mr. Affleck ha dejado clara una cosa, cuando ponga su talento al servicio de su ideología no esperemos otro resultado.
Igual y cinematográficamente Argo no es mala, igual y hasta nos ponemos de acuerdo y concluímos que es buena....el pedo es que cuando se reduce el Arte a nivel panfletario sobran (sobramos dijo el otro) y brotan indigandos de todos lados....
Igual y si..si sigue el camino de tu adorado Eastwood y sin reparos muestra sus preferencias políticas... el pedo es que Eastwood tiene una carrera de 60 años y toda la historia del mundo, podremos no entenderlo pero lo respetamos.
Affleck va gateando, no razona que puede acabar pisoteado.

2046

Dan Campos dijo...

Creo que el hecho de que Argo sea menor a otra cinta anterior de Affleck se debe a que esta es más complaciente para la industria en la que está trabajando. Ya logró ser de los favoritos de Warner, cosa que no se logra con buenas películas sino con cintas que logran buenos dividendos y generan ruido. Argo generó bastante ruido, aunque a quienes la vieron después de las críticas favorables les afectó la percepción.

Lo que si no se puede negar es que es disfrutable, aunque igual nos pega porque es una "revisión del cine dentro del cine". A mi me molestó un poco que es sobre expositiva en algunos aspectos (particularmente al principio cuando nos explica el entorno con la sensacional secuencia del story board y luego nos lo muestra de nuevo en acción real) y después se olvida de solidificar conceptos. Un personaje se refiere a su refugio como "claustrofóbico" cuando no se muestra como tal.

Pero bueno, la cinta nos deja una frase memorable, de esas que emocionan cuando un actor dice el nombre de la película. Creo que Christian ya la escribió más arriba. :p

Diezmartinez dijo...

Champy: Y otra cosa: Eastwood, en su larga carrera, se ha encargado de cuestionar ese patriotismo precisamente. Y no se diga la violencia y el machismo. Un maestro en toda la extensión de la palabra. A Affleck le falta mucho. Aunque no va por mal camino tampoco.

Dan: Sí, acaso ha sido "sobrevendida". Pero no es mal filme, para nada.

Christian dijo...

¿Es "Argo fuck yourself", ya una frase a la altura de "We're gonna need a bigger boat" o "Houston we have a problem"?

Christian dijo...

Ese momento donde uno de los mas escepticos toma las riendas de la situación y saca los storyboards y explica todo al soldado con metralleta en mano, es de lagrimita carajo

Y luego el maldito suspense insoportable: you don't go until we verify...

FUUUUUUUTS!!!

de mis favoritas de este año definitivamente.

Christian dijo...

"Asi que quieres venir a Hollywood, hacerte el 'muy muy' sin hacer realmente nada? ¡encajarás perfecto!"

jajajaja

estoy seguro que Don Billy Wilder hubiera esbozado una sonrisa...

pedro dijo...

"-who said that? -Marx -Groucho said that?"

Concuerdo en todo lo demás, la fotografía me pareció notable al igual que la abientación. El final, horrendo.

Joel Meza dijo...

Sí, se resbaló Affleck, ya en las escenas finales en el aeropuerto. Pa´ que convertirla en película de acción, pue´, tan bien que iba con la comedia y el suspenso.
Oye, Ernesto y ´ora no comentaste nada de la actuación de Affleck. A mí me parece que esta vez sí sacó provecho de su inexpresividad para mantener a su Tony Méndez con cara de poker todo el tiempo.

Y el epílogo con el hijito, me recordó el epílogo, igualmente innecesario, de The Town, donde aparece en esa casa en la playa, todo tranquilo y feliz. Aunque sospecho que en Argo ha de haber tenido que ver con complacer al Tony Méndez verdadero, ya ven que la película está dedicada a su hijo.

Joel Meza dijo...

Christian, yo creo que Argo fuck yourself no va a pegar. Fue divertido mientras duró la película pero como no la vio tanta gente (como las otras dos que mencionas) y a los que conozco que la vieron ni siquiera recuerdan la mentada línea, amén de que la traducción no le ayuda a ser entendida y recordada: Argo-der o algo así, creo que alcancé a leer de reojo.

Dan Campos dijo...

Joel,Christian, probablemente la frase sea "memorable pero de culto". Y los que la recordamos la citaremos a quienes no saben de que hablamos. :p

PlusMicra SouthSide dijo...

Odio que se desdigan en el transcurso de la muvi. Los primeros diez minutos dices: Ah caray! Va a estar buena la autocrítica, eso les pasa pinches gringos por andar metiendo la mano donde no deben, ... y de repente: los iraníes malditos zombies jauría de animales!!... cómo??? sus primero minutos nada mas los usa para engancharte y hacerte creer que vas a ver algo estilo Syriana, pero no!! Argo Fuck Yourself!!

La inflaron muchísimo, la verdad es que esto del cine es mucho hacer ruido pa que la vayas a ver, insisto, con el falso atractivo de que vas a ver algo que de alguna manera va a trascender (bien que le supieron escoger el tema de Irán, a propósito de que de nuevo Gringoria e Israhell se los quieren escabechar so pretexto de armas nucleares inexistentes). En ese tenor en mi humilde opinión está mucho mejor Carlos que, si! ya sabemos que originalmente no es una peli, pero cuando la juntaron como muvi, tiene un cotenido mas nutritivo que rescatar a unos gringuetes burócratas de las garras del maldito Islam (que es a final de cuentas con la percepción que deja esta peli a la mayoría del público que no es tan exigente, fijado y quisquilloso como uno).

Pero en fin, that's just me. Argo Fuck Yourself!

Agustín T. Galván dijo...

Pargo, Lupe, Da Maister y la de Batman con el forzudo de circo llorón, los leftdown del 2012.

Diezmartinez dijo...

Christian: No, para nada. La frase no será tan memorable. La cinta no lo es. Y sí, los mejores momentos son esos de comedia. Grandiosos. Y más con esos actores.

Joel: La otra es que puede que Affleck ya le esté gustando ser el "héroe de la película" en las cintas que él dirige. Eso puede ser un problema.

PlusMicra: Ah, claro: Carlos es mucho mejor. De lejos. Más interesante, informativa, provocadora. Más emocionante, incluso.

Agustín: Bueno, Looper no tanto. Digo, será porque no esperaba nada en particular. Me divirtió. Pero nada de obra maestra, eso sí.

benjamin terrazas dijo...

El final puede parecer patriotero, pero eso fue lo que pasó en la vida real. Creo que Affleck se ve bastante mesurado y no habla de buenos y malos. De hecho, lo primero que acepta en la película es que U.S.A tiene la culpa de la situación en que se han metido ellos mismos al apoyar, como siempre, a cualquier tirano asesino en muchos países del mundo, con tal de que sirva a sus oscuros intereses. ¿Patriotero? Patriotero el comercial del Super Bowl de Clint Eastwood el año pasado.

Ernesto Diezmartinez dijo...

Benjamín: No, no pasó en la vida real. Toda la secuencia final es ficticia: no hubo suspenso de ninguna especie. Los gringos pasaron por la aduana sin problemas. ¿Patriotero el comercial de Eastwood? Pusí: pero no está nominado al Oscar. Nah: Affleck hizo una película palomera muy bien realizada, actuada y producida pero archiconvencional y tramposa. Hay mucho mejor cine entre las otras nominadas. Y Affleck, que es un buen director, ha hechos cosas mejores. Gone Baby Gones es una temprana obra maestra, para acabar pronto. Y más compleja y provocadora que Argo. De lejos.

Alberto Fernandez dijo...

Argo, película hecha para ganar el Óscar es solamente otra "gringadera" más. Esto no quita que es una buena película dentro de su género porque es entretenida y ecelentemente bien hecha. Ideal para ver en una fución televisiva. Es seguro que los "hechos reales" fueron deliberadamente exagerados hasta el límite al estilo Hollywood para hacerla más emocionante. Es una lástima

Mariana Hernández dijo...

Muy interesante película de espías tuvo momentos de infarto, Ben Affleck y Christopher Stanley muy bien en sus respectivos papeles.Es una historia asombrosa.