miércoles, 26 de diciembre de 2012

Fotogramas 2012



Actuaciones, presencias, líneas de diálogo, escenas sueltas, secuencias inolvidables... Los grandes momentos de cine que recuerdo del 2012 que está terminando:

**Leonardo DiCaprio como J. Edgar Hoover en J. Edgar.

**Tilda Swinton en Tenemos que Hablar de Kevin.

**"Puedo odiarte más, pero nunca te amaré menos", la sufrida esposa Emily Watson al marido problemático Peter Mullan en Caballo de Guerra. La plática entre el soldado inglés y el alemán en la tierra de nadie, en esta misma película.

**Philip Seymour Hoffman y Paul Giamatti en Poder y Traición.

**Albert Brooks en Drive: el Escape.

**Jessica Chastain mirando de reojo a Octavia Spencer en Historias Cruzadas.

**Francisca Galván como Violeta Parra en Violeta Se Fue a los Cielos.

**"La Mer", cantada -es un decir- por Julio Iglesias, en el final de El Espía que Sabía Demasiado. En esta misma cinta, la fiesta de Navidad en la que todos los espías/burócratas cantan "The Second Best Secret Agent in the Whole Wide World".

**Liam Neeson hablando con un agonizante en Un Día para Sobrevivir.

**La toma final hacia la calle de No Es una Película.

**Jean-Claude Carrière y Milos Forman se encuentran en Carrière, 250 metros.

**Madame Deneuve y su hija Chiara Mastroianni, cantando a dúo en Los Bien Amados.

**La escena en la que una empleada bancaria le "explica" a una pobre doñita a dónde se van a ir sus inversiones en Una Vida sin Principios.

**Michel Piccoli en Habemus Papam.

**"Mi nombre es Lauren", al final de Tomboy.

**La mirada que cruzan los niños en Una Separación, compartiendo la insensatez de sus respectivos padres.

**Carey Mulligan cantando la versión más tristes que he escuchado de "New York, New York", en Shame: Deseos Culpables.

**Kenneth Brannagh como Laurence Olivier en Mi Semana con Marilyn. Lo mejor de la película.

**La creciente exasperación que provoca Play: Juegos de Hoy. La méndiga cuna que nadie mueve y que estorba a todos en esta misma película.

**El desenlace de Melancolía. Insisto: toda la película es el pretexto para ese bello y terrible final, ideal para el maniaco depresivo que es von Trier.

**El robot Michael Fassbender tratando de imitar a Peter O'Toole de Lawrence de Arabia en Prometeo.

**Eva Green, fabulosa, en Sombras Tenebrosas. Y la música de Barry White. Oh, pues, qué quieren. Crecí en los setenta.

**Cuauhtémoc Cárdenas, exasperado, hablando por teléfono con Vicente Fox en El Ingeniero.

**Mel Gibson imitando a Clint Eastwood en Atrapen al Gringo.

**Viggo Mortensen como Freud en Un Método Peligroso.

**La reina convertida en osa en Valiente y sus desternillante intentos de conservar la dignidad.

**"I'm chinese-american: I like to work, I like to study": Sacha Baron Cohen como Aladeen dizque haciéndose pasar como chino-americano en El Dictador. Su discurso final en el que habla como un convencido demócrata occidental, hilarante parodia del choro de El Gran Dictador chaplinesco.

**Alec Baldwin en De Roma con Amor.

**El chiste sobre esa lejana tierra en donde no conocen a Fidel Castro en Juan de los Muertos.

**La escena del rescate del balon en Los Colores de la Montaña.

**La tarabilla de nombres femeninos "white-trash" escupidos por Mark Walhberg en Ted.

**"Explíqueme todo como si fuera un golden retriever", le dice Jeremy Irons a Zachary Quinto en El Precio de la Codicia.

**El encuentro de Bradley Whitford con El Monstruo de la Laguna Negra en La Cabaña del Terror.

**El baile de cachetito en la fiesta de cumpleaños de Infancia Clandestina.

**El final de La Casa Emak Bakia.

**Robert Pattison es violado por Uma Thurman en Bel Ami, el Seductor. No sabía que Pattinson podía actuar.

**Tim Roth como una especie de Columbo cínico y malhablado en Mentiras Mortales.

**El ensayo/seducción shakespeariano de "Noche de Reyes" en Viola.

**"Señor Bigotes", musita sorprendida la niña de chicos ojotes de Frankenweenie, cuando ve que su gato se ha convertido en un monstruo y se está portando mal.

**El rostro, inescrutable, de Gael García ante el triunfo del "No" en la cinta homónima de Pablo Larraín.

**La fragilidad de Jean-Louis Trintignant y Emanuelle Riva en Amor.

**Mads Mikkelsen en La Caza.

**John Goodman y Alan Arkin en Argo. Lo mejor de la película. Y ni siquiera serán nominados al Oscar.

**Jun-Sang Yu, como el salvavidas enamorado de En Otro País.

**Michael Corleone descubre que le están poniendo los cuernos, según el montaje de Final Cut.

**El vídeo-clip "Zombilaridad" de El Santos vs. la Tetona Mendoza.

**Bruce Willis en Moonrise Kingdom.

**Michael Shannon en La Entrega Inmdiata.

**El 007 y "M" se suben al discreto Aston Martin en 007: Operación Skyfall.

**El gran discurso del demagogo Marco Antonio en César Debe Morir. (Ah, qué buenos diálogos escribe ese tal Shakespeare).

**Hernán Mendoza en Después de Lucía.

**El duelo de acertijos entre Bilbo y el Gollum en El Hobbit. El único momento de buen cine en toda la película.

**"¿Cómo te llamas, R2D2?", le dice burlón Tom Schilling a un ecolálico empleado del tren en Oh Boy.

**La cruel vuelta de tuerca final de El Último Elvis.

**Richard Parker se dirige rumbo a la selva sin voltear a ver a Pi en Una Aventura Extraordinaria. 

**El análisis de un dibujo de Rembrandt que hacen el anciano escultor y su guapa modelo juvenil en El Artista y la Modelo. 

**Y, claro, el mejor momento de cine y música en todo el año: "Let My Baby Ride", interpretado en acordeón por Dennis Lavant y compañía en Holy Motors. 



6 comentarios:

Christian dijo...

Hushpuppy explicándonos como es la vida en el Bathtub y ella misma corriendo entre la gente y la fiesta, con luces de bengala, en el inicio de película más lírico y encantador del año, en Beasts of the Southern Wild ("BOTSW").

Hushpuppy haciendo caso de los sabios consejos de su mamá y prendiendo la estufa con soplete, pero eso sí, con casco de futbol americano. No vaya a ser... (en BOTSW).

Hushpuppy demostrándole a su papá que es muy dura, rompiendo un cangrejo con las manos enfrente de todos, en BOTSW.

Hushpuppy tratando, una vez mas, de ser muy dura como su papá le ha enseñado, pero finalmente quebrándose ante la inevitabilidad de la vida misma, derramando una lagrima, en la pieza de actuación infantil mas fregona del año, en BOTSW.

El interrogatorio entre Phillip Seyour Hoffman y Joaquin Phoenix en The Master.

Joaquin Phoenix como toro incontenible destrozando una celda, mientras justo del otro lado, un Seymour Hoffman apacible lo oberva con fascinación y tranquilidad, en un encuadre y composición fascinantes, en The Master.

"No, I said, what kind of bird are YOU?!" en Moonrise Kingdom.

El mágico y sorprendente plano secuencia mientras bailan entre la gente, Keira Kneighley y Aaron Taylor Johnson, en Anna Karenina.

El simpático diablito de Post Tenebras Lux.

El hijo de Jiro nos explica cómo hay que pasar semanas aprendiendo a exprimir un trapo para luego poder pasar a aprender como hacer una tortilla de huevo, también durante semanas, para hacer el mejor sushi del mundo en Jiro Dreams of Sushi.

Las simpáticas cabritas de Las Cuatro Estaciones.

Werner Herzgog diciendole al científico loco que venga para acá y que le enseñe de nuevo como echar su lanza o flecha, (ya no recuerdo bien), en La Cueva de los Sueños Olvidados.

La secuencia del Kentucky Fried Chicken y Mathew McConaghey en Killer Joe.

El oscuro, ojete, torcido y mega enfermo final de Kill List.

Todo Jack Black en todo Bernie.

Sam Rockwell, Woody Harrelson, Tom Waits y Christopher Walken en Seven Psychopaths.

Saludos

Christian dijo...

ah claro, y coincido totalmente, el tracking shot mientras Denis Lavant toca el acordeón en Holy Motors. Cine puro.

Joel Meza dijo...

Ah, New York New York por Carrey Mulligan. De toda la lista, mi momento favorito más favorito.

Mozzter dijo...

Lo de Kenneth Branagh es tan claro, que cuando desaparece de escena, también lo hace la película.

Anónimo dijo...

Bill Murray levantando la tienda de campaña en Moonrise Kingdom, atrás de él Bruce Willis, Frances McDormand y Edward Norton.

marichuy dijo...

Tres escenas:

Una que me gustó mucho de Moonrise Kingdom (la película nomás me gustó a secas) : lo chavitos prófugos, en ropa interior después del chapuzón en el lago, bailan al compás de un -creo- Go-Go francés que suena en el tocadiscos del hermano de ella. Creo que fue la escena que más me gustó de la película.

De Holy Motors, además de la gran escena de los acordeones, esa otra en la que Eva Mendes y Denis Lavant semejan una muy singular “Piedad”, ella como una virgen-madre-musulmana, con todo y Burka, que además canta.

Una escena en De Óxido y Hueso: Marion Cotillard, estrenando sus piernas metálicas y portando chamarra de cuero, irrumpe en medio de la pelea clandestina del galán cual su nueva ‘regenteadora’. Gran momento de un película, para mi gusto, infravalorada.