miércoles, 19 de diciembre de 2012

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCXII



El Hobbit: un Viaje Inesperado (The Hobbit: An Unexpected Journey, EU-Nueva Zelanda, 2012), de Peter Jackson. Esta primera parte -¡de tres!- de la precuela de la trilogía épica-fantástica El Señor de los Anillos (2001-2003) no tiene ni la gracia de caer en la categoría de lo peor del año. Lo único notable es el duelo de acertijos de Salinas de G... digo, del Gollum, con Bilbo Baggins (un esforzado Martin Freeman) y nada más. En cuanto a los 48 fps, por lo menos en este filme, no funcionaron para mí: parecía que estaba viendo un detrás de las cámaras y no una película. Pero abundaré en los próximos días aquí en el blog.

Marley (Ídem, EU-GB, 2012), de Kevin Macdonald. Extensa, bien informada y siempre interesante biopic documental realizada por el el especialista Macdonald. Mi crítica, en el Primera Fila del Reforma del viernes pasado.

3 comentarios:

Christian dijo...

Por acá revisamos 'Lo Imposible'. Fue imposible no conectar con el pathos transmitido sobre todo por la Naomi y el que la hace de su hijo mayor. Sólido film de desastres pero demasiado seco y crudo. Me gustó pero no la volveré a ver ja!

Saludos

Joel Meza dijo...

Seco y crudo, Christian, probablemente porque el hecho real es muy reciente y el público lo tiene muy presente como una gran tragedia, como para que se vea como entretenimiento sensacionalista. Para eso, tenemos los noticieros, supongo.
No la he visto.

Christian dijo...

Tienes razon Joel, seguramente es mas mi problema que de la cinta, la cual esta muy bien hecha. Tanto que si transmite mucha desazón, tristeza e impotencia.

Hubo una escena en que no sé si es porque acababa de comer y traía, como dicen, "la barriga super llena" o que pasó, pero casi vomito, se me revolvió el estomago de una manera horrible

Recuerdo que incluso hubo como tres walk-outs, bueno, seis si consideramos que eran 3 parejas.

Yo creo que la gente no se espera que esté tan cruel y luego Naomi Watts tiene varias escenas donde si logra transmitir esa espantosa e indescriptible sensacion que debe ser perder al conyuge y dos hijos tragados por una olota. Está cañona esa actriz...

En fin, si me gustó pero no es una película que quiera volver a ver. Es como la de Haneke, demasiado hiperrealismo. Mismo que no necesita de 48 cuadros por segundo y HDs ni 3D ni trucos de esos. Con una camarita comun y corriente, un buen director te puede hacer sentir miserable durante dos horas...

Jo