sábado, 12 de enero de 2013

El cine que no vimos/XLIX




Es un lugar común apuntar que las películas con buenas escenas de acción física funcionan, en cierto nivel, como los musicales hollwyoodenses de los años 30’s/40’s/50’s. Es decir, independientemente de la historia y/o la trama, el montaje de una secuencia de acción en una cinta, digamos hongkonesa, es muy similar a la de cualquier musical gringo clásico dirigido por, digamos, Gene Kelly. Esta epifanía, digna del descubrimiento del agua tibia, me vino a la mente al ver en una de las más emocionantes peleas –golpes y patadas de por medio- de La Redada (Serbuan maut, Indonesia-EU, 2011), tercer largometraje del escocés avecindado en Indonesia Gareth Evans.
En la escena de marras, el flacucho, chaparrín pero invencible villanazo “Perro Rabioso” (Yayan Ruhian) le está pegando hasta con la cubeta al pundonoroso sargento policial Jaka (Joe Taslim) y, en cierto momento, el citado “Perro Rabioso” se sube por la pared como lo hiciera Donald O’Connor en Cantando Bajo la Lluvia (Kelly y Donen, 1952), brinca grácilmente y, luego, le sigue dando de trompadas al pobre Jaka, que ya no siente lo duro sino lo tupido.
Momentos de este tipo hay al pasto en 90 de los 101 minutos que dura La Redada, una híper-cinética película de acción que, inexplicablemente, no mereció estreno comercial en México. Me encontré el filme en un botadero de Blockbuster en una muy decente edición en DVD nacional, con una buena cantidad de extras: comentario subtitulado al español del director Gareth Evans, un análisis que hace el propio cineasta sobre una escena en particular, una conversación de Evans y los compositores  Mike Shinoda y Joseph Trapanese con el público de algún festival de cine, además de la pedacería de rigor (tráiler oficial del filme, un tráiler de la serie animada tailandesa en la que está basada la película, y muchas cosas más).
En cuanto a la cinta en sí, estamos ante una historia que resulta ser un simple excipiente para las mejores coreografías de acción que me ha tocado ver en varios años. El joven policía Rama (la estrella ascendente del “silat” Iko Uwais) es uno de los 20 cuicos que son enviados a capturar al todopoderoso Padrino de Yakarta Tama Rayaldi (Ray Sahetapi), quien domina el crimen organizado desde su imponente/derruido edificio de 15 pisos. Rama, sin embargo, tiene su propia agenda secreta, como lo deja entrever en cierto diálogo (“Lo traeré de regreso”) que tiene con su esposita embarazada al inicio del filme. Rama no es el único que tiene algo que esconder: eso mismo pasa con el viejo teniente Wahyu (Pierre Gruno) que dirige el operativo y, también, con la mano derecha del maléfico Tama, el tranquilo y cerebral Andi (Donny Alamsyah).
Al final de cuentas, la vuelta de tuerca melodramática –deudora del clásico gangsteril de la casa Warner Ángeles con Cara Sucia (Curtiz, 1938)- resultará un elemento secundario más ante la interminable serie de coreografías del más rudo y sucio “silat” –disciplina indonesia de artes marciales- que Evans, Uwais y Ruhian han montado para solaz y esparcimiento de los cinéfilos que creen –que creemos, dijo el otro- que el cine también es esto: cuerpos desafiando la gravedad y, en el camino, repartiendo uno que otro mandarriazo. 

11 comentarios:

Mozzter dijo...

The Raid es por demas emocionante. A principios del año pasado escuché comentarios que la ponían como casi una locura (de las buenas); una película de acción increíble. Meses después se me hizo verla, y efectivamente, frenética de pe a pa.

Y es cierto, es inexplicable como algo como esto, fue pasado por alto en los cines mexicanos. De primera mano tuve que acceder a ella por medio de internet. Ya después me encontré (igual que usted) el dvd en blockbuster.

Por alla de octubre vi una película (esta si en cine) que guarda mucho parecido con la trama de The Raid. Incluso hay escenas como la pelea que se da dentro de sitio donde fabrican la droga, que son una calca exacta. Hablo de Dredd. Yo la bauticé como el remake no confeso de la película indonesia, pero ya por ahi leí que Gareth Evans fue el que le dio gane a los ingleses. Desconozco cual sea la versión real de los hechos, no se nada acerca del Juez Dredd. Pero igual no importa, ambas películas funcionan muy bien; a ambas las disfruté bastante.

Snakecharmer dijo...

En verdad que esta película es muy emocionante y es una pena que no todo mundo la pudiera ver en el cine. Creo que ya viene la secuela (suspiro), aunque no se si alegrarme o preocuparme.

Rackve dijo...

Fue una de las grandes películas de guamasos que hubo el año pasado, creo que todos la vimos via torrentO, y yo me encontre en el botadero el BD nacional.

Christian dijo...

wtf con ese perro rabioso, es mas malo que la carne de puerco con cisticercos!

Christian dijo...

Gran recomendación Ernesto. Estupenda pelicula de catorrazos y diversión al por mayor. Mi señora estaba impresionada y perturbada con tanta sangre pero yo la mayoria de las veces estaba botado de la risa, las secuencias estan tan inverosimiles pero bien hechas que no podía de la risa. Esa escena donde nuestro heroe se echa un brinco para atras con un malo me enloqueció, pensé que lo habia hecho para desnucarlo, pero luego me di cuenta que no, era para algo peor jajajaja

Sensacional!

:D

zombidromo dijo...

Aunque no me impresiono al modo de John Woo o Jackie Chan, esta muy buena y la accion no cesa, es un tiempo bien gastado verla

Agustín T. Galván dijo...

De The Raid, nada que decir. Me aburrí justo a los 25 minutos y de ahí en adelante, solo esa costumbre (mala) de terminar las cintas que inicio me hizo esperar la interminable hora y media de catorrazos hiperelaborados.

Sobre Dredd, para Mozzter: el juecito inició su andanada por finales de los setenta en la revista británica de ciencia ficción 2000 AD (un equivalente, no tan lustroso, de la francesa Métal Hurlant o de su prima más conocida, Heavy Metal). Era uno de los tantos personajes que aparecían, en cómics de tres o cuatro páginas, en la revista. Fue creado por John Wagner (que luego nos daría A Story of Violence, entre otras cosas) y el español Carlos Ezquerra. Tuvo mucha aceptación, así que primero comenzó a acaparar en varias ocasiones las páginas de la revista, para luego ya ser titular de su propio número.

En sí, era una crítica a la noción que tiene los oficiales de la ley norteamericanos de que ellos están ahí para hacer de este mundo (no solo USA) un mejor lugar.

Y bueno, sobre la cinta: existe, en proyecto, desde el 2006 (concretamente, en el periodo que hay entre Sunshine y 28 Weeks Later). Quesque Danny Boyle la dirigiría y toda la cosa, pero al final el proyecto fue entambado hasta ahora, con el revuelo del cine basado en cómics. Lo malo es que ya hace años Stallone hizo una versión que, aunque se alejaba mucho de la mitología base, no está del todo mal y eso hacía que los productores se la pensaran más de una vez para darle luz verde al proyecto.

Que si Evans supo del proyecto, entonces parado, y se le antojó tomar la premisa, ni es sorprendente ni tampoco es malo. Supuestamente, este proyecto re-introduciría al personaje a la audiencia mostrando un day-in-the-life de un juez y mostraría, además, a ese mundo en el que vive (sería, se dijo entonces, como una versión cyber-punk de Training Day), para luego ya pasar a adaptar esa gran historia llamada: Democracy.

Al final, aunque estaba por encima de la media (y la prefiero a esa aburrida randa de coreografías que es The Raid), el público dijo: está bien, pero mejor veo The Avengers y la película apenas y costeó sus deudas. Por tanto, fin de la segunda intentona para Dredd y pasemos a mejores cosas.

=)

Mozzter dijo...

Si, una pena que no haya tenído una buena recepción en cine. A lo mejor dentro de algunos años se animan a seguir sacando al Juez Dredd.

A mi me tocó verla aqui en el rancho y en la función eramos 4. No creo que su suerte haya cambiado los demas dias. Obviamente dio el semanazo.

Ernesto Diezmartinez dijo...

Mozzter, Galván: Ya he leído varios elogios de Dredd. Supongo que le daré la oportunidad en algún momento.

Snakecharmer: En efecto, en el DVD el mismo Evans dice que ya están preparando el remake gringo. Qué remedio.

Agustín T. Galván dijo...

Jo... No creo que sea para elogios, pero, digamos, que sí entretiene y eso, en un producto como Dredd (basada en un cómic que solo tres conocen, con poco presupuesto y pretendiendo iniciar una franquicia quizá innecesaria), la vuelve algo notable.

Al menos eso es lo que se le puede pedir a una cinta ¿no? Que no aburra y no le pese al espectador...

Ernesto Diezmartinez dijo...

Agustín: Acabo de veren S&S una reseña muy positiva de Dredd. Decidido: cuando la vea en un botadero, la compro.