domingo, 27 de enero de 2013

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCXVIII



Hitchcock, el Maestro del Suspenso (Hitchcock, EU, 2012), de Sacha Gervasi. Sobre un libro -que no he leído- de Stephen Rebello llamado "Alfred Hitchcock and the Making of Psycho", la opera prima de ficción del inglés Gervasi -documental Anvil: the Story of Anvil (2008)- es el típico Oscar-bait que, por fortuna, a excepción de los maquillistas de la Academia de Hollywood -única nominación que consiguió el filme- nadie mordió. El planteamiento de que Hitch tenía de consejero imaginario al serial killer Ed Gein -en quien se basó vagamente Robert Bloch para escribir su novela Psicosis (1959)- coquetea con la autoparodia y, la verdad, nunca pude hacerme a la idea de ver a Anthony Hopkins como Hitchcock y, especialmente, a Helen Mirren como la pequeñita y anteojuda Alma Reville -brincos diera la señora Hitchcock de haber estado tan guapa. Valdría más la pena ver cualquier "Detrás de las cámaras" de Psicosis (1960) o, por supuesto, volver a ver la obra maestra hitchcockiana. 

Abolición de la Propiedad  (México, 2011), de Jesús Magaña. Sobre un texto de José Agustín, he aquí los encuentros, desencuentros, peleas y duelos verbales de Everio y Norma (excelentes Humberto Busto y Aislinn Derbez), quienes esperan en un sótano la llegada de una amiga mutua, teniendo como única compañía una grabadora/oráculo. Una cinta teatral/experimental no del todo satisfactoria que se beneficia de la cámara del infalible Alejandro Cantú. La cinta ganó el premio a Mejor Guión en la sección de Largometraje Mexicano de Ficción en Guadalajara 2011.

V/H/S (Ídem, EU, 2012), de David Bruckner, Joe Swanger y otros. Un omnibus-film conformado por seis relatos de horror de los cuales apenas dos se salvan de la chamusquina. El lugar común dice que toda película de esta naturaleza es dispareja pero V/H/S es consistente: consistentemente mediocre. Mi crítica en el Primera Fila de Reforma del viernes pasado. 

8 comentarios:

Christian dijo...

Tomala barbon! no pues con esos presagios tan ominosos se me hace que me voy a saltar la de Hitchcock...

adayin dijo...

Cuales dos relatos? Sólo medio me gusto el primero. Pero con VHS descubrí algo valioso. Que Ty West es una llamarada de petate... Prefiero la muy superior y desconocida scary or die

Agustín T. Galván dijo...

¿Dos? Me quedo con fragmentos del primero (bueno, con el final del primero) y con el final del último... Pero detestable ese del medio, con un borrón digital matando gente ¡Con cuchillo! (digo, si eres un borrón digital ¿No podrías matar gente con algo más elaborado?).

José Candás dijo...

A mí me gustaron los cortos de Hitchcock, aparte de que el tema y el sujeto son una de mis pasiones. Pero sí, a don Toño Hopkins hay que verlo con mucha (mucha de verdad) imaginación como el gordito misterioso, y ni se diga de Helen Mirren, el miscast del año (¿señores del casting, para qué poner a una señora tan guapa para Alma Reville habiendo actrices inglesas que sí daban el tipo, digamos Imelda Stauton?).
En fin, ya la iré a ver y me reiré con tanta jaladez. Y de pasada buscaré la película de HBO sobre el rodaje de Los Pájaros, chance y esté mejor. Saludos.

Agustín T. Galván dijo...

Pues Imelda Staunton la interpreta en The Girl, la "otra película" de Hitchcok para la televisión (en el que si para ver al ex-Sir ex-Lecter como Hitch hay que tener mucha paciencia, ver a Toby Jones con fregaderas en la cara, que quiere pasar como maquillaje, no es muy agradable).

Ernesto Diezmartinez dijo...

Adayin: El primero es muy bueno. Y el del Skipe, por lo menos la vuelta de tuerca vale la pena. Uno y medio, pues.

Agustín: El primero vale la pena. Acaso el único que pasa del mediocre promedio.

José: Dicen que The Girl, en efecto, es mejor. Yo la he visto a retazos y no me ha parecido tan interesante. En fin.

José Candás dijo...

Ayer fui a ver Hitchcock y me pareció palomera e interesante, a pesar de todo lo antes criticado. Hopkins está bien, a secas, aunque lo único que le faltó fue que en las escenas con Ed Gain se desdoblara a la Gollum, se convirtiera en el Dr. lecter y se fueran los tres a tomarse unas bien frías.
Lo pero de las escenas de Gain es qaue no aportan nada a la película y nomás están para que Hitchcock se azote durísimo y sin necesidad.
Fuera de eso, la movie va sin muchos problemas, sobre todo en las secuencias del rodaje del filme.
Eso sí, lo que me molestó más fue el final, a la salida del cine, cuando se sacan de la manga ese final feliz tan forzado de "No hay ninguna rubia que te sustituya". ¿Y Tippi Hedren?

Ernesto Diezmartinez dijo...

José: Sí, esa sección de Ed Gains aconsejando a Hitch (tipo Bogart con Woody Allen) es de risa loca.