lunes, 6 de mayo de 2013

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCXXXII



Cinco de Mayo: la Batalla (México, 2013), de Rafa Lara. Como pienso escribir un texto comparativo entre esta cinta y Mexicanos al Grito de Guerra (Rodríguez y Gálvez y Fuentes, 1943), no voy a abundar en esta entrada. Sólo diré que es penoso que una película tan menor dirigida hace 70 años por un jovencísimo Ismael Rodríguez tenga más cine que  este desastre de poco más de dos horas de duración.

Cosmópolis (Cosmopolis, Canadá-Francia-Portugal-Italia, 2012), de David Cronenberg. He aquí algo que no se ve muy seguido: una cinta fallida de David Cronenberg. Es cierto,  Cosmópolis nunca deja de ser interesante y tiene un desenlace que nos remite a cierta legendaria escena de su temprana obra mayor Scanners: Mentes Destructoras (1981), pero la monotonía dramática y visual del filme terminan minándolo irremediablemente. Mi crítica en el Primera Fila de Reforma del viernes pasado. 

5 comentarios:

Mozzter dijo...

Tiene toda la razón cuando apunta que a pesar de que Cosmopolis es fallida, no deja de ser interesante. Yo le encontré mas sabor en la segunda vuelta, pero cierto, no es ni de cerca lo mejor de Cronenberg. Y no recuerdo si esto ya había formado parte de una discusión, pero en cierta forma, la actuación de Robert Pattinson luce. ¿Será que el personaje se lo permite?, ¿será merito propio?... quien sabe.

Joel Meza dijo...

A mí me dio mala espina la del 5 de Mayo cuando lo único que he oído de ella (por comentaristas en la radio) es que la secuencia de la batalla dura 45 minutos.

Christian dijo...

Por acá checamos Trance de Danny Boyle y Spring Breakers de Harmony Korine.

La primera muy buena. Una cosa de esas tan de moda en los ultimos diez años de andarse metiendo en la cabeza de la gente y así. Creo que al final se le van un poco las cabras al monte a Boyle, además de que el guión toma un giro arriesgadísimo, pero todo bien, cosa de dejarse llevar y listo...

Y la segunda, ay diosito... No tengo problemas con el tema o algo así, es solo que la película tiene al menos dos grandes problemas que no pude ignorar, uno es que termina siendo todo, menos del dichoso spring Break y lo otro es que Korine se engolosina con su estilo y termina haciendo muy cansina la película, es decir, a la cuarta vez que vemos a James Franco susurrar en voz en off "Spriiiiing Breaaaaaaaak" uno como que se empieza a cansar, a la 18ava vez que vemos a Vanessa Hudgens decir "give me your fuckin money you motherfucker" tambien uno se empieza a cansar y a la octava vez que vemos a Selena Gomez decirle a su abuela que se la esta pasando bomba en la playa uno ya quiere tirar la toalla...

Ahora llevense ese estilo toooooodo el metraje y se van a quedar dormidos...

En fin, en mi humilde opinión es de las peores películas que he visto ultimamente, pero si tienen curiosidad, puedo decirles que tiene al menos una secuencia por la que podría valer la pena gastar los 60 pesos del boleto, tiene que ver con un piano, James Franco y una canción de Britney Spears. Completamente surreal...

Ah claro y lo otro que vale la pena es James Franco. En un mundo justo se merecería al menos una nominación.

Saludos

Agustín T. Galván dijo...

Yo ya lo dije (y escribí) una vez: el problema de Cosmópolis es el material fuente. La novela de DeLillo tiene ese ennui plenamente justificado, y aquí lo malo es precisamente "lo bueno"... Cronenberg logró trasladar todo eso a la pantalla...

Además que, guste o no, Pattinson sí luce pues su figura mediática es muy cercana al personaje. Cronenberg vuelve a tener buen ojo... Y otra vez, eso también lastró a la película ¿El vampiro brillantina con Cronenberg? ¡No jodais!

Jo...

Ernesto Diezmartinez dijo...

Mozzter: Yo he visto a Pattinson en dos películas -ninguna de ellas como el vampiro ñoño- y sí, el tipo sabe actuar.

Joel: Y es una batalla pésima, mal filmada y organizada. Menos mal que teníamos al General Zaragoza y no a Lara dirigiendo el ejército en aquel momento.