martes, 18 de junio de 2013

El Hombre de Acero



-"Sí, ya sé, ¡pero podría haber sido peooooooooor!"


Evidentemente, Christopher Nolan (productor y coargumentista) y el churrero con presupuesto Zack Snyder (300 gritones/2006, Ga’Hoole: la Leyenda de los Guardianes/2010) han querido partir de cero con este mega-reboot del personaje creado por Siegel y Shuster en los años 30 y que ha merecido innumerables versiones/visiones cinematográficas/televisivas desde 1941 hasta nuestros días. Así, en El Hombre de Acero (Man of Steel, 2013) se cuenta la historia de cómo el poderoso Supermán se convirtió en el periodista con anteojos Clark Kent –y no al revés-, vemos al kriptoniano Kal-El seriamente emproblemado por el peso de sus crísticas responsabilidades redentoras –por lo que cualquier atisbo de humor en el filme está prohibido- y, además, se nos aclara que la celebérrima “S” que lleva Supermán en su traje no es una “S” sino el símbolo kriptoniano de “Esperanza”. Hombre, tantos años que han pasado y aquí uno de baboso sin saber la mera verdad sobre la susodicha “S”.
En realidad, la “S” de marras no es el símbolo de la “Esperanza” sino el símbolo de la solemnidad con la que Nolan y su coargumentista batmanesco David S. Goyer han tomado al celebérrimo alienígena criado en Smallville, Kansas. Por ejemplo, ya sabemos que Supermán siempre ha sido una figura crística -criado por una pareja adoptiva, enviado desde el cielo a salvar a la humanidad, se da a conocer a los 33 años-, pero nunca había sido mostrado con tal obviedad este atributo del personaje como en ciertas escenas casi autoparódicas, como en la que un barbado Clark Kent se sumerge en el mar con los brazos extendidos en forma de cruz o, de plano, esa imagen de un Supermán beatífico, flotando graciosamente en los aires cual icono del Sagrado Corazón de Jesús.
Otro vicio nolaniano típico es la forma en la que El Hombre de Acero se complica la existencia con sus McGuffins: hay un momento en la película –hacia la última hora, de hecho- que dejé de tratar de entender que estaban haciendo unos y otros. Al parecer, había un disco duro de la nave dirigida por el malévolo supremacista General Zod (Michael Shannon en su gustado papel de Michael Shannon) que sólo se podía detener con otro disco duro que estaba en la nave en la que Kal-El (o sea Supermán, o sea “Esperanza”) llegó a la Tierra. Algo así, no me haga mucho caso. El chiste es que la historia termina siendo confusa, que no compleja, y uno deja de interesarse en lo que pasa en pantalla. Luego, cuando todo parece haber terminado y los ruidosos efectos especiales nos han dejado descansar, sucede que el General Zod no se fue al hoyo negro al que mandaron a todos sus compinches, por lo que el maloso y el “buenote” –así le dice una joven militar a Supermán- se siguen dando de catorrazos durante varios minutos, destruyendo todo Metrópolis (o sea, Nueva York) de pasada.
Pero, ¿de plano nada funciona en El Hombre de Acero? Sería injusto afirmar esto. Snyder logra algunas buenas escenas en los flashbacks malickianos en los que el adolescente Clark Kent convive con sus cálidos y decentes padres humanos, interpretados magistralmente por Kevin Costner y Diane Lane. Costner, de hecho, tiene el mejor momento de todo el filme, dramáticamente hablando: el gesto y la mirada con el que se despide de su hijo adoptivo antes de desaparecer del encuadre.
En cuanto a Henry Cavill, el nuevo Supermán, me resulta difícil dar un juicio definitivo. Lo cierto es que no tiene muchas oportunidades de lucimiento como actor porque, a diferencia de Christopher Reeve, quien podía alternar su registro heroico en el papel de Supermán con su eficaz vis cómica en el personaje del torpe y tímido Clark Kent, Cavill es dirigido para estar posando siempre muy serio, muy crístico, muy seguro de sí mismo. Muy Supermán, pues. El joven británico da el tipo para Kal-El, sin duda alguna, pero esto no basta para ser un memorable “hombre de acero”. Para eso, hay que tener carisma –yo no estoy seguro que lo tenga- y hay que protagonizar una buena película. Y este filme de Snyder/Nolan/Goyer no lo es.

28 comentarios:

Joel Meza dijo...

Ya sé que no debería importar, porque la película debe valer por sí misma pero (ni modo, es información que conozco de primera mano y es con lo que entré al cine) prácticamente todo lo que vemos en El Hombre de Acero no fue ideado por Nolan y Cía., sino que apareció, con todo y su seriedad, publicado de una manera u otra a lo largo de unos 15 años de cuentos (cómics, pues) en la nueva serie de Superman que DC Comics empezó en 1985, desde cero. En esa serie, Clark Kent no es tímido ni torpe, todo lo contrario y, efectivamente, una vez que Superman sale a la luz, Clark decide hacer un pequeño cambio en su apariencia pero no en su actitud.
En esa serie es donde se presenta ese pasado kryptoniano que vemos en esta película y donde Kal-El es el primero en ser concebido y parido de manera natural, gracias a la rebeldía de Jor-El. Hay otras cosas más, especialmente acerca de Zod, pero tendría que regar la sopa.

Sobre el escudo que no es una S, me dan risa las declaraciones de Goyer y Snyder en las entrevistas, presumiendo cómo se les ocurrió que fuera el símbolo de la familia El y que todos los kryptonianos tuvieran símbolos parecidos en las pecheras de sus trajes... ¿justo como en la película de 1978?

Dejando de lado la ´S´oberbia de Nolan y su raza, a mí esta película me parece una muy buena adaptación de esos cuentos que leí religiosamente, semana a semana, por unos diez años, entre 1985 y 1996, todo el tiempo pensando: ¿por qué no podrán hacer una película como estas historietas? DOnde se quedan cortos, muy cortos es al no incluir más comedia, como sí lo había en al menos una página (de 20) en cada número semanal de los cuentos.

Y como mayor curiosidad, a su vez esa serie de historietas fue inspirada por la película de Donner y Superman II, así que ahora, supongo, se ha cerrado el círculo. Espero que en la segunda parte (donde seguramente Lex Luthor, el maganate dueño de Lexcorp, cuyos transportes ya vimos explotando en esta película) encabezará la reconstrucción de Metrópolis y querrá comprar a Superman, inciando su eventual antipatía y rivalidad) recapaciten e inserten humor en los personajes. Fuera de esa falla, esta primera entrega me ha gustado mucho.

Raul Mora dijo...

Me parece que el peor pecado de la pelicula es que, a pesar de tener tanto efecto injustificado, es realmente aburrida. En la última pelea, de verdad quieres que termine la pelicula, que alguien mate a alguien, para que te dejen descansar de tanto giro, golpe, destrucción de edificio, etc. Regular la pelicula, sino es que mala.

Agustín T. Galván dijo...

Lo avanzado de Kryton se nota en su decisión de "salvar" a los rebeldes en lugar de ponerlos en primera fila para cuando explotara el planeta. Ve que mandarlos a una prisión que cuando explotara el planeta (de forma ya anunciada) los dejaría libres. Eso es ser civilizados, pa' que vean.

Lo de la Lois Lane metiéndose hasta en la cocina del ejercito, hubiese tenido "más sentido" de haber metido un personaje: su papá, el general Sam Lane. Pero no, aquí estamos en un mundo real ¿Ser la hija del general te daría poder de andar metida en todos lados? No, eso no es real. Tener un Pulitzer sí...

Y para ponernos más crísticos (aunque Superman, recuerdo, es más un Moises que un Cristo... Aunque eso a nadie ya le importa) ¿Qué tal que con la decisión de Robin Hood 2... O sea Jor-El, ahora "un kryptoniano en cada hijo le dio"... Por eso de "meterle" el MgGuffin que buscaba Zod.

Y ya que estamos en esas: el verdadero Superman de la cinta fue el Coronel Nathan Hardy (Chris Meloni). Solo le faltó volar.

Christian dijo...

Bueno va, un comentario mas o menos rápido, porque ando como Harrison Ford en 'Working Girl'. O sea, con mucho trabajo.

Aclaración pertinente antes: nunca jamás en mi vida he leido un comic, de ningún tipo. Bueno he leído a Mafalda cientos de veces pero dudo que eso califique como tal.

Incluso recuerdo que mi hermano me prestó el mentado librito ese de los Watchmen y como a las cinco páginas se me resbaló de las manos.

En fin.

Por lo tanto mi visión de la película no está sesgada ni tenía expectativas de algún tipo, mas allá de las normales de cualquier cinéfilo, es decir: divertirme y ver una buena película.

Y pues no fue así. La cinta arranca con la consabida seriedad y cuasi-melancolía típica de las historias de Nolan, lo cual no está tan mal, pero aún así dista de ser satisfactorio y voy a explicar por qué. Durante la primera hora de la cinta vemos varios flashbacks de la infancia y juventud de Superman pero justo cuando la cosa se va poner mas o menos emocionante, Snyder y sus compadres, deciden cortar y mandarnos a ooootro lado, vamos, se siente como coitus interruptus. ¿Ejemplo? el rescate del camión. En vez de dejarnos la escena completa y emocionarnos un ratito, aaaaah no, sus mentadas elipsis donde ya todo pasó y uno se lo tiene que imaginar todo.

Supongo que Snyder y sus compadres, Nolan y Goyer, justificaban esto pensando: "no importa porque al final les vamos a dar un show como jamás han visto"

Ok

Llegamos al tercer acto.

'uta, insufrible! En serio les parece divertido ver una hora de peleas tipo los Simpson donde todo lo que tocan explota en fuego y donde los personajes son tan pero tan poderosos que lo único que termina pasando es que se dan y se dan de trancazos y nadie se muere, nadie sangra, nadie le pasa nada!!! Lo único que me recordó esa parte due a la pelea entre Neo y el Agent Smith en Matrix 3. Y si tu película le hace recordar al público Matrix 3, ya vas mal mi chavo, ya vas mal...

Y luego dijeran, ok, son tan poderosos que no se hacen daño, pero la secuencia está bien filmada y estoy entendiendo cada cosa que pasa en la pantalla, pero no, ni eso. Todo es un batidillo insoportable de CGI y edificios explotando por todos lados. Error No. 2: la película me empezó a recordar a Transformers 3. ¡No bueno!

Lo peor de todo el asunto es que todo ese despliegue de CGI, explosiones, peleas y trillones de dólares regados sobre la pantalla no lograron emocionarme genuinamente, al contrario, estaba empezando a bostezar. La única secuencia que logró emocionarme y decir: ¡vamos muchachos ustedes pueden contra esos aliens malévolos" fue esa donde los aviones terrícolas van a atacar a la nave nodriza (o como se llame) y, como bien dice Agustín, sale a relucir el verdadero Cristo redentor. Y con mis dudas porque dicha secuencia me recordó al Día de la Independencia... bien Snyder, bien, tu cinta de un plumazo me hizo recordar a Matrix 3, Transformers 3 y Día de la Independencia. ¡¡!!

De lo positivo coincido con varias opiniones que ya he leído por ahí, Kevin Costner lo hace muy bien, y Diane Lane también.

Meto aquí el comentaro de mi acompañante que fue básicamente que la fotografía no le gustó. Me dijo que esa paleta de colores deslavada gris/azulosa le molestó mucho, que una cinta de super héroes debe tener mucho color, como en los comics. Yo como nunca he leído uno, pienso que tal vez tenga razón, de pronto me acordé de los Avengers y Spiderman y si tienen bastante mas color.

Y finalmente, Henry Cavill, me pareció de lo más insípido y plano, no sé si esas eran sus órdenes, es decir, actuar con infinita tristeza y pesadumbre, pero me pareció un trabajo deslucido y poco emocionante.

Y por el otro lado su cuate Michael Shannon, no bueno! Parece que la Sra. Cara de Papa le empacó sus "ojos furiosos" y éste se los puso y no se los quitó nunca. Que bárbaro, que tipo tan intenso... jejeje

Se la hubieran llevado mas leve todos, así como Kevin Costner.

Bueno ya. Me despido.

Saludos a todos.

Agustín T. Galván dijo...

Me gusta incordiar... Así que vamos a por ello...

Superman-Man of Steel tiene un colmo... Es un batidillo de referencias a cintas-historias no de DC Comics, sino Marvel.

Va... Para que a varios se les revuelva la tripa...

1. Inicia la cinta y ¿Qué encontramos? Bueno, luego del alargado prólogo kryptoniano que nos remite a Tron Legacy, Avatar, Matrix (nada bueno hasta aquí) y a Thor y Flash Gordon: The Movie... ¡David Banner vagando por la geografía norteamericana! La primera vez que vemos a Clark Kent no es más que una versión del personaje que hizo Bill Bixby en The Increible Hulk, donde sin papeles de por medio, conseguía trabajos simples (mesero, pescador) hasta algo complejos (carga maletas en una estación ultrasecreta del gobierno, donde puede ir y venir sin que nadie le preocupe quién es o qué hace ahí). Ambos buscan "resolver quién son"... Y en el camino, sabotean su "identidad secreta" ayudando a gente (y mostrando quiénes son)... Mmm... No, eso no estaba en los cómics de Superman (y, que yo recuerde, en ningún personaje de DC Comics... Los vagabundos están en otro lado). Para colmo, le aparece su más competente Jack McGee en Lois Lane que, otra vez, sale mejor que el ejercito norteamericano al unir el punto A con el punto B... Y descubre que el extraño vagabundo superpoderoso es un joven oriundo de Kansas llamado Clark Kent. Ah, la inteligencia militar de estos días, tan apegada a la realidá...

2. Jor-El se convierte en J.A.R.V.I.S. vía una llavecita que puedes meter en puertos de naves kryptonianas sin necesidad de ser kryptoniano. Marvel le pagó a Paul Bettany para que prestara su voz, pero DC le pagó a Crowe para aparecer como ¿señal de tránsito y tutorial de escape de nave, además de cómo único con el secreto de cómo detener a los malos, que no son tan malos, es que fueron genéticamente programados para ser... eso que son...

3. Superman se pelea con unos kryptonianos malosos en una calle de Smallville (y destruyen todo)... Haciendo eco a Thor. Ni modo... Ah, lo que más me gustó de esa parte es ese: "métanse, afuera no es seguro" del azulado, para después destruir a guamazo limpio ese "refugio" en el que les dijo que se estuvieran los mortales. Pero la lógica es: no se muestran cadáveres, nadie murió. Ahí el que se la rifa, porque es el único que se mostró "preocupado por salvar gente" es Hardy.

4. Metropolis está siendo destruida, la tierra terraformada, pero por el Tesseract en turno. Oh, Avengers... Tanto que los noqueó el equipo creativo de Batman, para acabar repitiendo la ñoñería final de "no te puedes acercar a..." debes "usar una lanza del propio material"... Aquí, la diferencia, es que no hubo un Capitán América conteniendo los daños... Superman, no conforme con los destrozos de Zod y sus compadres, se lo lleva a donde no se había destruido solo para hacer más daño. Recuerdo cuando en Superman II, al ver que era inútil la pelea con Zod-Stamp, Superman decide irse en lugar de seguir destrozando todo. Sí, es un nuevo Superman (uno completamente inconsciente, como Hulk... Cuya pelea final en la película con Norton hace eco con esta... Hasta en cómo se deshace del villano).

Hay más, pero con eso creo haber logrado mi punto.

Ricardo de la isla dijo...

Christian lo bueno es qe no tenias mucho tiempo jaja. la verdad es que coincido con todo lo que dices a Snyder le paso lo que los políticos Mexas, no supo que hacer con el presupuesto. Y claro si tanto interrumpia las secuencias mínimo hubiera dicho como que porque el Zod no se fue al hoyo negro.

En algún momento de mi infancia si leía los comics y cualquier entrega de Superman dista mucho de la emoción que me generaba la lectura.

Deberian de dejar de hacer films de superheroes de DC Comics, Batman es el único rescatable, no me quiero ni imaginar la pifia que sera su liga de la justicia.

adayin dijo...

Comparto la opinión de Joel. La película me ha gustado. Pero también debo aclarar el conocimiento de los comics y el tratamiento que tendría la llegada de un ser de otro planeta a la tierra, reacciones, miedos y demás. Que aunque ayuda, no quiere decir que solo por ese conocimiento la disfrute.

Y es que se enfocan más en la historia de un alien llegando a la tierra que en la de un superheroe. Abusan, sí, de la solemnidad y la seriedad de todo el asunto, que si bien podría ser más sutil, agradezco ese alejamiento al trato que Marvel le da a sus películas, que también en la mayoría de los casos disfruto, exceptuando (quizá solo ante el peligro) la trilogía ultra republicana y tibia de Iron Man (todas, incluída la primera que es bastante mala) Es de menos interesante el camino que cada casa ha tomado y las opciones que presentan por tal.

Y aunque concedo que Snyder es más bien director churrero, lo prefiero mil veces antes que Mr. Bay y las comparaciones que le hacen. Digo, las abultadas (pero para mi entretenidas) secuencias de acción en Man of Steel demuestran que Snyder es más bien incapaz de ser muy original y distinguirse en su ejecución, sus zooms violentos por mencionar uno de muchos ejemplos, para alcanzar el vuelo de algun personaje. Pero es infinitamente superior a Mr. Bay cuyas secuencias de acción (y sus películas en su totalidad) son tontas, aburridas, repetitivas, racistas, ridiculas.

Finalmente es la introducción de lo que Warner espera sea su franquicia más poderosa y potencial a explotarse (la película había recuperado su presupuesto antes de estrenarse) Y al menos logro que me interesara por las sequelas que tendrá

Pedro dijo...

Creo que el principal problema con tanta solemnidad es que termina siendo, como mencionas, autoparódica. Leí por ahí un tuit en el que decían que en Supermán no había NI UN solo chiste. Yo digo que hay varios. El problema es que involuntarios. En la sala en la que la vi hubo, de verdad, varias escenas en que las carcajadas sonaban al unisono, otras, en las que nomás se reían los de atrás y así. Había una muchacha a un lado de mi en la sala que no paro de habar (ni de reírse) toda la película. Cuando aparece la famosa escena de superman flotando en los aires cual Cristo redentor, no pudo evitar decir, parafraseo: "Ay, si, como Cristo! *risas*".

Otro problema son las interminables y destructivas escenas de pelea. Como dicen aquí arriba, ya quería que pasara algo,lo que sea, pero que pasara algo. Lamentablemente, sólo se prolongaban. Y al final, cuando parece que todo había terminado y Supermán besa a Amy Adams, pude estar tranquilo: el suplcio había terminado. Y que aparece Michael Shannon...¡Pero si el beso se da al final!.

También la destrucción de la ciudad... Al pricipio pensé, bueno, esto es como unos dos 11/9, pero al final, el estado en el que queda la ciudad parecería más bien equivalente a unos 20 o 30 11/9. De verdad ridículo. Y al final, salen todos trabajando en su edificio ¡como si nada!.

Y Michael Shannon pegando de gritos igualito como en sus últimas 5/6 películas. Es un poco triste.

En cuanto a Superman/Henry Cavill, no me molestó especialmente su seriedad/solemnidad, sino que lo sentí muy ausente. Opino que si es una película de Supermán, pues el personaje con más participación debe ser, en efecto, Supermán. Sin embargo siento que el tiempo que aparece en pantalla es igual o casi el mismo que el de otros personajes secundarios. Hubo partes en la película, sobre todo en la parte de la destrucción de la ciudad, que pensaba ¿y este güey dónde anda?

Christian dijo...

Tienes razón Agustín, hay una parte de esa pelea final que parece Thor, se estan dando de guamazos en un pueblito así bien pintoresco. Hasta uno de los malos parece sacado de la película de Thor, el monote ese grandote, no'mas le faltaba echar fuego por el casco así como en aquella película del dios del martillo...

Para eso mejor me quedo con el pueblito pintoresco de 'The Last Stand', ahí si Arnold y sus cuates, entre ellos una viejita simpatiquísima, le dan en toda la progenitora a los malos, de una manera hilarante y emocionante.

Y bueno, si de pueblitos de ese tipo se trata, donde el duelo final toma lugar en la calle principal, pues nos podemos ir a obras maestras como son Rio Bravo o My Darling Clementine o hasta High Noon.

Pero bueno ya estoy desvariando...

Pedro dijo...

A propósito del comentario de Agustín T. Galván, en la batalla del final de Zod/Supermán, cuando por alguna razón llegan al espacio exterior y se empiezan "a peliar" ahí, pensé, ¿qué no se podían haber ido allá desde el principio? ¡o a otro lado, no se tenían que ir tan lejos!

Christian dijo...

"Jor El se convierte en JARVIS"

jajajajajaa

Christian dijo...

hey! ¿y nadie se dio cuenta de esos campos de incubación Kryptonianos donde los bebes se dan en árboles?

¿The Matrix again anyone?

Agustín T. Galván dijo...

Christian: no me leíste... Verdá... Ahí dice MATRIX...

Christian dijo...

ah si, tienes razón Agustín

My bad :P

Juan Carlos Romero dijo...

El duende callejero tiene razón aunque me ardió eso de Russel Crowe como señal de tránsito. Chale.

zombidromo dijo...

Que mal, de por si no me interesaba mucho verla, ahora con tanta critica ya me dio hueva, solo espero la de WWZ, los otro esta por demás, aunque ahora si no he oido que otros blockbusters habra...

Travsam dijo...

Bien, creo que necesito calentar mis pensamientos pues tengo que grabar un podcast de esto y espero a un fanatico completamente emperrado con lo que le hicieron a Superman.

ahem, mi vision de la cinta, como alguien que va a las peliculas buscando qué recomendar, es el de que esta cinta plantea bien como quiere mostrar su acción, Superman es un personaje de fuerza colosal y lo demuestra en los golpes que se acomoda con los otros kriptonianos, en ese punto podemos decir que ahi supera lo hecho en otras cintas...

...pero ese uso desmedido de la fuerza nos lleva a mostrar que se pasan muchos detalles por alto, Superman no llevaria una pelea a ese nivel sin considerar que hay peligros, de hecho la destruccion, significativamente mayor a la vista en Avengers, no muestra en momentos la cantidad de gente que pudo haber salida muerta o herida en el intento... ni siquiera la epica pelea entre Superman y Doomsday tuvo tanta destruccion...

Bueno, en cuanto a la historia, creo que Snyder tenia una buena propuesta pero cuando debio aterrizar puso los alerones y se le fue volando el avion, la mejor parte, sin duda, fueron las bases ideologicas, el mostrar a un Jor-El que buscaba en su hijo la esperanza de redimir a la raza kriptoniana en el uso correcto de sus poderes y por otro lado a Jonathan enseñando a su hijo a ser prudente al usar dichos poderes...

Pero asi como el tornado paso, vemos que Clark esta muy lejos de poner en practica lo aprendido, o por lo menos Snyder fallo en demostrar eso. Ciertamente, este Superman es solemne, firme, casi sin actitudes, quiza no tuvo la oportunidad de ser como el de las cintas clasicas, porque no vemos al Clark reportero en buena parte de la pelicula (Clark Kent Begins?)...

Quitando a Superman y a sus papas, los demas personajes no estan bien desarrollados, el villano tiene buena motivacion pero poco seso para demostrarlo, Lois se mete hasta la cocina y termina sabiendo mas de la cuenta. Curiosamente, pese a lo poco que mostraron destacaron mucho Lawrence Fishburne y Christopher Meloni.

Curioso que Fishburne, estrella de las cintas de Matrix, aparezca en una cinta donde Neo.. perdon Superman se da una tranquiza epica contra Sm.. Zod..

Snakecharmer dijo...

Creo que a Man of Steel le falto lo que le sobro a Watchmen y Sucker Punch: Close-ups y cámara lenta. Nadie le puso un freno a Snyder y en las secuencias de acción se desboca cual yegua que perdió la razón.

Christian dijo...

También hay momentos que recuerdan a Star Trek.

Incluso hasta hay por ahí un gritito tipo "Khaaaaaaaaan!"

jo

Anónimo dijo...

Yo siempre espere escuchar la clásica musica de las peliculas de Superman y los juegos mecánicos en parques americanos, y nada, de musica no hay nada!! Fatal

Joel Meza dijo...

Duende: antes de David Banner, tuvimos al Perro Fugitivo.

Christian: antes de "KHAAAAAAAAAN!" tuvimos el "NOOOOOOOOOO!" original de Superman, por Christoher Reeve.

map dijo...

Esta película no tiene nada como para tomarle cariño; es una combinación extraña de tantas otras (hasta de los simpson -Christian) que causa pesadez. Tomaré como ejemplo Spiderman y The Amazing Spiderman, en la primera -aunque a muchos les disguste el actor principal- da más oportunidad de conocer y entender al "héroe" así como con el villano. La segunda, solamente es otra versión del mismo personaje (independientemente de la saga de comic a la que hacen referencia) y con las mismas secuencias llevadas por un director queriendo hacer suya la idea.

Superman, de Donner, tiene todo lo que Spiderman: conoces y entiendes al personaje y vamos, te encariñas con él. Man of steel, no es más que una historia mal contada y que no permite "madurar" a los personajes (a cualquiera), abusa del CGI, de las escenas carentes de emoción y saturadas de efectos que bien se los hubieran podido ahorrar y que finalmente, cuentan una historia aburrida con la que ya pides a gritos que termine.

Diran que se basa en los comics y que logra llevar a la pantalla la emocion de los libritos... No lo creo; no termino de entender cómo es que un combo matrix-goku-simpsons-la divina trinidad, pueda gustar.

si tuviera un marc-o-metro de 5 estrellitas, la pondria como un "regresenme mis entradas y dos y media horas por piedad"

Claudia dijo...

aun no la veo jejeje

claro que, con todo lo que les he leído... ya casi la 'veo' completa :)

leí por ahí, que Mr Superman... sale sin camisa varias veces, claro, ustedes no han visto la saga de Crepúsculo, por lo que no tienen la referencia de los increíbles hombres lobo descamisados... ¿verdá?

saludos
@clausgr

Jacobo Murillo dijo...

jajajajajajaja....que agradable que no somos guionistas de cine, a lo más que llegamos es a observadores...aunque la película al principio es lenta, de momentos aburrida, termina gustándome como lo que es: una película de Superman que esperemos mejoren en la secuela que ya está programada, que pudieron hacerla mejor? quizá sí, sin embargo todas las referencias de Cristo y Matrix con inevitables...es la mítica de este pérsonaje copiada por los Wachosky por supuesto. Hay que ir a verla de nuevo y saborear las palomitas de nuevo.

Joselo dijo...

Yo no tenía muchas expectativas de ésta cinta y no me equivoqué, lo peor de todo fue haberla visto en la función de media noche y en 3D, no merece la pena el gasto.

Coincido totalmente en que se abuso del CGI, principalmente en la pelea final que fue laaaarga, laaaarga, laaarga, a mi me hizo sentir tan fastidiado como cuando King Kong (en la versión de Peter Jackson) pelea con los tiranosaurios o la carrera de vainas del Episodio 1 de Star Wars.

Yo si acostumbraba (aba de era adolescente y podía gastar en lo que se me diera la gana) comprar y leer comics y Superman nunca ha sido mi favorito porque es plano, plano, plano porque era tan poderoso que no tenía chiste.
Eso si, al ser tan poderoso sería muy ojeis que anduviera matando malos a diestra y siniestra, solo los detenía, sermoneaba y entregaba a la policía. Ahora pareciera que sin querer le hayan quitado esa característica protectora de la vida humana, porque mira que agarrarte a cates con un tipo al que no puedes matar estando en medio de una ciudad atascada de rascacielos y gente inocente como que no tiene sentido.

Esa escena fue tan larga que parecía que al volar los aires pensaban "mira un edificio intacto, vayamos a romperle las ventanas de menos"

En fin que a mi la película me aburrió y me pareció pretenciosa.

Sobre Henry Cavill no me convenció de Superman aunque parece ser que las chicas les gusta, sobre todo cuando anda sin camisa.

Lo extraño del asunto es que tengo amigos fans de hueso colorado de Superman que juran que la película es muy buena.

Saludos!!

Ernesto Diezmartinez dijo...

Alguien me comentó en twitter que leía este tipo de entradas en el blog por la cantidad de tan buenos comentarios que suele haber. Gracias todos.

Anónimo dijo...

No sólo Nolan y Znyder tienen lo suyo, el productor de la,pelicula Jon peters tiene, desde hace años unas ideas muy raras sobre Superman.
Ver a partir del minuto 5
http://youtu.be/Wo2KB1dEDdk

vanillastrawberry dijo...

Creo que el Hombre de Acero tiene algunas fallas pero nada que debilite del todo esta historia, a mi me gusto la película