domingo, 9 de junio de 2013

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCXXXVII



Holy Motors: Vidas Extrañas (Holy Motors, Francia-Alemania, 2012), de Leos Carax. Presentada en la 54 Muestra de la Cineteca Nacional y exhibida ese ese mismo sitio a raíz de la Retrospectiva Leos Carax, Holy Motors tendrá su corrida normal a partir del próximo martes en la propia Cineteca y en las salas que la acompañan. Mi crítica, aquí.

Tras la Puerta (Az Ajtó, Hungría-Alemania, 2012), de István Szabó. Lástima de actrices (Helen Mirren y Martin Gedeck) y lástima de director, pero el décimo-séptimo largometraje de Szabó es una especie de teleserie de 13 episodios resumida en 120 minutos. Eso sí, le deja a uno con las ganas de leer la novela orginal, escrita por Magda Szabó -nada que ver con el cineasta, por cierto. Mi crítica, en el Primera Fila de Reforma del viernes pasado. 

4 comentarios:

Christian dijo...

Por acá también vimos esa de los Motores Sagrados. Bueno desde el año pasado en realidad.

Confieso que al principio no me gustó tanto, hasta le di -en mi muy personal lista de calificaciones- dos estrellitas y media o algo así. La encontré difusa, sin rumbo, y sin una historia concreta qué contar.

Sin embargo, no me la pude sacar de la cabeza. Durante días, algunas imágenes las traía clavadas como espinas, particularmente esa del monstruo que sale de la coladera y rapta a Eva Mendez y forman una especie de cuadro digno de las Pinturas Negras de Goya, o aquella del baile de los robots sexosos muy a los Daft Punk y muy en especial ese, ya mítico, tracking shot con los acordeones.

Fue así que decidí verla otra vez y me atrapó. Entre la segunda vista y algunas reseñas que lei donde mas o menos explicaban "el meollo del asunto" (el cual es que, básicamente no hay meollo) entendí la película y me sedujo por completo.

El trabajo de Lavant es una "carta abierta de amor a la actuación" que bárbaro. Es una pena que no lo hayan nominado en los Oscars.

En fin, gran película. Estuvo entre mis favoritas del año pasado, solo superada acaso, por el lirismo mágico y conmovedor de esa condenada escuincla de nombre inpronunciable, cuyo personaje nos atrapó a todos durante el festival de Morelia pasado: Hushpuppy.

Saludos.

zombidromo dijo...

hola Ernesto, ¿ya viste Stoker? sino te la recomiendo mucho, saludos...

Christian dijo...

sicierto! Don Diezmartinez no ha tenido chance de reseñar 'Stoker'.

¡urge legislar!

Ernesto Diezmartinez dijo...

Zombidromo: Aún no.