martes, 2 de julio de 2013

Guerra Mundial Z

"-¿¡Tres mil zombis más!? No mames, Forster, no sabes cómo se pone Angelina: ¡es mucha lana!".



“En mi experiencia, para sobrevivir este tipo de crisis, hay que moverse”. Palabras más, palabras menos, es lo que le dice el exfuncionario de Naciones Unidas Gerry Lane (Brad Pitt) a la amable familia de inmigrantes mexicanos que los reciben en su modesto departamento. Allá afuera, en todo Estados Unidos –en todo el planeta, de hecho- algo ha infectado a los muertos que, después de unos 12 segundos de retortijones, se convierten en zombis velocísimos (¿zooooombis?) que muerden a otros seres humanos buenos y sanos que, luego de los 12 segundos de rigor, se convierten en otros invencibles infectados. La multiplicación de los panes. O, mejor dicho, de los zombis.
Así pues, si Brad Pitt dice que hay que moverse, hay que moverse. Guerra Mundial Z (World War Z, EU, 2013), dirigida por Marc Forster, siempre está en movimiento, siguiendo a Mr. Pitt, la estrella productora del filme, en su búsqueda de la cura para esta pandemia que no se sabe dónde inició –acaso en Corea del Sur, tal vez en la India- pero sí se sabe cómo puede terminar: con todo el planeta Tierra tomado por los “Zekes” –los “Z” del título, es decir, los zombis.
Inspirado en la novela homónima de Max Brooks –formada por una especie de recopilación “oral” de los participantes y testigos de la guerra contra los “Z” en todo el planeta-, la película retoma algunos elementos del cine clásico de zombis (los muertos vivientes son eliminados por un tiro en la cabeza, como lo estipuló George A. Romero desde Muertos Vivientes/1968) y otros más de sus relecturas más recientes (los infectados son tan rápidos, como en el díptico Exterminio/2002-2007) aunque, si somos estrictos, Guerra Mundial Z es más un thriller de acción con héroe fuerte, audaz y valiente (pero reluctante), que una película de zombis.
Con un blockbuster de esta naturaleza, no podía ser otra fórmula. Hay muy poco gore en pantalla –los zombis son eliminados fuera de cuadro, nunca vemos sesos regados en el piso-, el inmaculado héroe Brad Pitt tiene un interés personal para resolver el problema de los muertos vivientes –hay una mujer y dos hijitas que lo están esperando, además de un niño mexicano solovino- y, por lo mismo, un final infeliz y/o deprimente está fuera de toda discusión, pues hay que recuperar los 190 millones de presupuesto de la película –y, por cierto, al momento de escribir estas líneas ya lo lograron: llevan 260 millones de billetes verdes y siguen contando.
De cualquier forma, con todo y sus servidumbres, Guerra Mundial Z funciona ahí donde otros blockbusters veraniegos (Esperanza/Snyder/2013, sobre todo) fallaron: en la emoción que provoca ver al héroe en auténtico peligro, en el montaje de sus impresionantes secuencias de acción (la huida de Filadelfia y el pesadillesco caos en Jerusalén), en el logro de un genuino suspenso (Pitt encerrado y un zombi enseñándole literalmente sus dientes detrás del cristal) y en el trabajo de un extendido y competente reparto multinacional que dota de dignidad a todo los procedimientos: la israelí Daniella Kertesz, el italiano Pierfancisco Favino, el alemán Moritz Bleibtreu y el oscareado actor y cineasta escocés Peter Capaldi, entre otros.
Sin duda, el final es anticlimático -¿resultado de los innumerables problemas en la filmación, que terminaron en el replanteamiento del desenlace?-, y el problema es que llega después de lo mejor de la película: la emocionante secuencia en un laboratorio galés de la OMS. De hecho, más que anticlimático, el final es apresurado: como si el director Forster y la estrella productora Pitt hubieran decidido que ya era suficiente y que había que terminar de algún modo, pero ya, antes de que se acabara la lana. Es una pena, porque se les fue de las manos una obra mayor. Eso sí: con ese desenlace tan a la brava, dejaron espacio para una secuela. Ojalá la hicieran, con más disciplina, más confianza en sí mismos y, eso sí, con más sangre, si me hacen el favor. 

20 comentarios:

Anónimo dijo...

No son inmigrantes mexicanos los que lo reciben, son brasileños.

Ernesto Diezmartinez dijo...

Anónimo despistado: Hablaban español, no portugués. (Ah, bueno, a lo mejor viste la versión doblada: Shame-on-you).

rojo/mon dijo...

De acuerdísimo con la reseña, sobre todo con la opinión sobre el final. No se si los inmigrantes son necesariamente mexicanos por hablar español pero en la alacena tenían una salsa valentina, lo que me hace sospechar que si son mexicanos.

adayin dijo...

Sangre!!!! Que se inspiren con cintas de Deodato!

Agustín T. Galván dijo...

Nota 1: mucho se ha hablado sobre la diferencia entre novela y película. Que solo es de nombre y no sé qué más. Bueno, dato: en la novela no hay sangre. Lo explican, los zombis no sangran... Y los mordidos tampoco. Parte de la "infección". Y bueno, cierto, no soy rápidos, pero sí los ven como rabiosos. De hecho, en su principio al mal lo llaman "la rabia _________" (insertar el nombre del país tercermundista en turno.

Nota 2: He ahí una cinta que sin seguir paso a paso lo narrado en la novela (por cierto, que apenas y serviría para una serie y no para una película), no "nolanea-o-jota-jota-abramea" al material fuente (la novela no es sobre zombis, es sobre la crisis y lo que se hace por sobrevivir. Y no hay lugar para héroes-arrepentidos-o-en-formación.

Nota 3: Bien hecho Foster, bien hecho, ya entendí que sí sabes montar escenas de acción. No sé qué pasó en Quantum (Sol Hace), culpemos al Bond rubio entonces.

Nota 4: ¿Qué rollo con la partitura goblinesca? Buen detalle, se agradece.

Nota 5: Creo que la reseña no sirve. Y nada más porque la familia esa no eran ni de brasileños ni de mexicanos, eran de un pueblito perdido en Perú. Lo sé por la forma en que pronunciaban la "x"...

Nota 6: Trivia ¿En cuántas cintas de zombis se dice, tal cual: "son zombis" y que no sea comedia?

Emaa dijo...

También me quedé esperando la sangre =(, y se me hizo muy ridícula la escena donde Brad Pitt sale tomándose una Pepsi jajajaja "Patrocinados por Pepsi" o Pecsi

Christian dijo...

Esa escena que a mucha gente le ha caído gorda, "la de la pepsi", a mi me encantó.

Cuadra muy bien con toda la secuencia de donde proviene. Si recuerdan, todo ese episodio tiene un humor muy sutil, es tanta la tensión que de repente hay ciertos atisbos de humor que rompen con dicha tensión, como cuando uno le dan a escoger armas, típicas de holocaustos zombies, a Brad Pitt y le dicen: "cada una tiene sus méritos" jajaja

Por lo tanto cuando, llega ese punto de la pepsi uno no puede mas que soltar la carcajada. Además Pitt lo hace muy bien, pone una cara de cinismo mezclada con tranquilidad muy simpática. Algo que siempre ha logrado hacer muy bien, desde aquellos tiempos en donde hacía cosas como Snatch y Fight Club y así...

'World War Z' y 'Rápidos y Pelones 6', han sido hasta el momento mis claras favoritas de este verano cinéfilo.

Christian dijo...

Agustín,

Más bien, yo creo que Forster ha ido aprendiendo a montar secuencias de acción, sobre la marcha.

Pero ha ido aprendiendo rápido, eso si. De Quantum of Solace para acá, hay un salto cuántico, literal... jo

Aarón Avilés dijo...

Agustín, ya no debería existir la necesidad de explicar el por qué el argumento de "Así no era en la novela" no es válido cuando se está analizando un filme. La película tiene que funcionar por si sola, y si en esta no dicen que los zombies no pueden sangrar... ¿Bueno, como no lo voy a esperar, yo-espectador, de una película de zombies, pues, mucha sangre? ¿Oye, y las personas mordidas por zombies, tampoco sangran en la novela?

En fin, lo saqué del sistema. Me gusta que se analice como el blockbuster que es.

xtro dijo...

Agregar que en la que yo vi también eran portugueses, los de cinemex la regaron en los horarios de la subtitulada.
Una cinta mas ambiciosa duraría 3 horas y tendría a brad pitt, samuel L Jackson, gwyneth paltrow, Naomi watts, ed Harris, woody harrelson, etc. Si las escenas de acción están mejor montadas tal vez sea por la mano de Pitt que si sabe cómo se montan bien las secuencias, que bueno que hay estrellas que si saben lo que hacen y no dejan que el director primerizo y su agente les diga que comer.
Ah si, y “cuando una horda de zombies te persiga, y la libres, lo mejor es tomarse una Pepsi” o algo asi seria el slogan, Pepsi se les adelanto gacho a los demás…

Ernesto Diezmartinez dijo...

Rojo/Mon: Son mexicanos. De hecho, el papá es un actor mexicano. Pero sí, lo que pasa es que el anónimo vio la versión en español. Qué cosas.

Agustín: Bueno, tienes razón. En la novela no hay sangre. Pero sí sesos y descripción de violencia que aquí no hay. Pero, bueno, se entiende. Había que cuidar la clasificación para ganar harta lana. Y aún así, les quedó bien. En cuanto a la trivia... Sepa la bola.

Emaa: Sí, hombre. Es mejor la Coca-Cola. Y el lucerito, ni se diga.

Aarón: ¿No sangran los humanos? Más bien, no se ve. Supongo que porque Brad Pitt quería que sus 15 hijos vieran la película.

Xtro: La escena de la Pepsi es muy buena.

Agustín T. Galván dijo...

Creo que debo explicarlo, pues. Es ironía eso de la novela (y los peruanos). Porque luego luego salta la liebre de “tontoooooooooooos, no sirve porque... Bla bla bla".

Y Christian, la de Maniac Street Preacher o Gun no sé qué Preacher, ya tenía a un Foster más dotado para la acción, aún con la falta de recursos...

También ya podemos, por fin, ponerle una estrellita en la frente a Lindelof.

Agustín T. Galván dijo...

Falta decir que si conviene verla en 3D... Más en la parte del laboratorio.

Christian dijo...

Yo si te entendí Agustín. Te conozco de años ya... je

También Ernesto si no, te hubiera dado unos catorrazos por decir que su reseña "no sirve"

jajaja

adayin dijo...

La acabo de ver, o sea que ya puedo interrumpir, jeje.

Hablando de la escena de la pepsi... Según costumbre gringa, es tomar refresco o jugo de uva cuando estas enfermo o mal (como acá eso de comete un pan pal susto) El no toma Pepsi, es un refresco de uva y el motivo de porque caen las latas esta perfectamente justificado.

Entiendo el punto del duende, pero de todas maneras la escasez de sangre es algo un poquito molesto y hasta soso. Ni siquiera la chica soldado sangra cuando Pitt le salva la vida (así, sin spoiler) Ni Pitt sangra cuando esta herido en el abdomen... O sea, si PG13 (la taquilla y demás) pero no abusen

De todos modos, me gusto mucho, es sumamente entretenida y dinámica. La gente en la sala estaba verdaderamente tensa.

No entiendo el odio a Quantum. Es bastante mediana. Pero... estaré muy muy solo ante el peligro si digo que me emociona que Sam Mendes no sea el director de la siguiente Bond?

adayin dijo...

Por cierto, Christian... Fast 6 y WWZ? Esperate a Pacific Rim

Agustín T. Galván dijo...

Adayin... No se odia a Quantum (sol hace). Lo que pasa es que en esa escena de lanchas, ay ¿Entiendes qué pasa? De pronto, parece que Bond salta una lancha con su lancha y resulta que no, es otra lancha la que salta y cae sobre otra lancha y Bond está lejos, viendo el caos. Voltea, da una vuelta. Dos lanchas chocan ¿Bond chocó? No... Bond está lejos otra vez... Es más... ¿Dónde está Bond, pues? A eso nos referimos.

Pecsi de uva pa'l alma, como el caldito de pollo.

Y hombre, la falta de sangre es para el PG-13. Y no seas así, sí caen gotitas en el asiento roto del avión del Pitt herido. Sí sangra el don Jolie.

Y falta la defensa friki: "recuerden, compas, que Night of the Living Dead no es sangrienta, compas. Puro hershey líquido en dos partes, compa."

De hecho creo que la primera de Romero ya es PG.

Christian dijo...

Exacto Adayin, para empezar ni es Pepsi y además ni se ve el nombre del refresco! Y para terminar, la escena es buenísima.

Y sangre o no sangre yo lo unico que quiero es que en la 2, unos zombies se agarren a un humano y lo destripen vivo así como en Shaun of the Dead o minimo que le claven un pico de madera en el ojo a alguien como en Zombie de Fulci

XD

Joel Meza dijo...

Pero este fin de semana trataré de que me alcance el tiempo y la lana para ver El Dr. Chunga Ruso 2, Z, Gatsby y Pelancha (otra vez).

Ernesto Diezmartinez dijo...

Adyain: Pues ya se engüeró el asunto, pues Mendes sí va a dirigir otra vez a Bond.