domingo, 1 de septiembre de 2013

Sé lo que viste el fin de semana pasada/CCXLIX




Chicas Armadas y Peligrosas (The Heat, EU, 2013), de Paul Feig. La fórmula ochentera cómico-policial de la pareja/dispareja tiene el inevitable tratamiento femenino cuando dos cuicas (la federal y estirada Sandra Bullock, la vulgar e ingobernable policía bostoniana Melissa McCarthy) tienen que unirse para vencer a cierto capo que domina la distribución de droga en Boston. McCarthy logra a ratos provocar una que otra carcajada, Bullock está apagadona y todo el asunto es demasiado rutinario como para merecer la revisión palomera. Mi crítica en el Primera Fila de Reforma del viernes pasado.

Fecha de Caducidad (México, 2011), de Kenya Márquez. Dos años después de que la opera prima de Márquez ganara el Premio del Público en Morelia 2011, llega finalmente a las salas comerciales. Cuando vi, en Morelia, esta cinta de la exdirectora del Festival de Guadalajara, apunté que, a pesar de algunas virtudes -especialmente en el manejo del reparto- la película nunca me terminó de convencer ni en la estructura narrativa ni en el tono hunorístico. En todo caso, recuerdo muy bien que algunos colegas con los que discutí la película en hace dos años, la defendieron a capa y espada, como Sonia Riquer y, en mucha menor medida, Carlos Bonfil, quien hoy en La Jornada escribe una muy mesurada y razonada crítica del filme.

La Cama (México, 2012), de Raúl Montero. Esta cinta, escrita por el propio director Montero y Lucía Carreras -guionista de la sólida Año Bisiesto/Rowe/2010, directora de la meritoria Nos Vemos, Papá/2011- tiene como narrador/conductor  de esta historia a un Jesús Ochoa en su gustado papel de Jesús Ochoa. Él irá comentando los cuatro segmentos que veremos a continuación, todos ellos relacionados entre sí, todos ellas con un objeto central cómico/dramático/romántico: la cama del título. Así, veremos las tribulaciones de un recién divorciado que quiere dormir en su cama él solito; la historia de un par de noviecitos santos que están preparándose para su primera vez en la cama de ella; un matrimonio maduro que, con todo y la meno/andro/pausia amenazante, saca juventud de su pasado para seguir revolcándose en la cama; y, finalmente, una doñita sesentona contrata a un prostituto de postín para que le cumpla en una cama por la que han pasado "actrices, senadoras y una que otra diputada". El humor es ramplón, la música estorbosa, las sobreactuaciones de pena ajena, la película un suplicio. Estuvo en mi lista de lo peor que vi en el 2012, el año que la vi en el Festival de Guadalajara.

4 comentarios:

Joel Meza dijo...

Acabo de ver The Heat y me hizo reir mucho, porque indeendientemente de lo trillado del asunto, las líneas cómicas van por el estilo de SNL, Arrested Development, The Office, et al. La química entre Bullock y McCarthy me recordó, toda proporción guardada, el estilo de Wilder y Pryor.

Joel Meza dijo...

Lo que no me gustó es que no todos los personajes fueran cómicos, a diferencia de los programas mencionados, donde hasta el que se atraviesa un segundo en pantalla está puesto para hacer reir.

En particular, una lástima que Bichir y Rappaport tuvieran tanto tiempo en pantalla y ni una línea graciosa qué decir. Igualmente, un desperdicio tener a Jane Curtin como la mamá de McCarthy y no usarla para absolutamente nada.

Christian dijo...

Por acá alcanzamos a ver El Conjuro y Lore.

Creo que de Lore ya había comentado algo. Principalmente era que me había atosigado tanto primer plano pa' todo, pero bueno. Interesante película nevertheless...

Por otro lado, El Conjuro. Me gustó mucho. Al final como que se cae un poquito pero no tanto como para echar a perder todo lo visto previamente.

Me sorprendió gratamente Wan, con sus elegantes planitos secuencias al inicio y hacia el final de película. El primero sencillo, pausado, refinado y el segundo histérico, mareador, locochon.

Además la última secuencia en plano paralelelo (unos en el sótano y otros arriba) también me llamó la atención.

Si si, en general me gustó bastante y me sorprendió ver que Wan sabe usar los recursos cinematográficos que tiene a la mano.

Ya quiero ver su entrega de Fast & Furious 7 ujuy!

Saludos :)

Ernesto Diezmartinez dijo...

Joel: Lo único bueno para Bichir ha de haber sido el cheque.