sábado, 5 de octubre de 2013

El cliché que yo ya vi/CXVIII


 Joel Meza propone: 


Agarra la honda: En las películas, cuando el protagonista es enfrentado con la terrible realidad, no basta con que diga "No, pos sí..." y se ponga a hacer lo que necesita para corregir el rumbo, como la gente normal. No, en las películas el héroe debe ser lanzado al agua (y siempre hay cerca algún cuerpo de agua para tal efecto), donde se hundirá lentamente en las profundidades, brazos y piernas abiertos, mientras lo vemos desde abajo (supongo que nosotros caímos primero al agua) y es entonces que llega esa epifanía, de donde sale, listo para enfrentar al mundo, renacido. Y mojado, después de agarrar la (h)onda. El año pasado, vimos a Pi darse el chapuzón en Una Aventura Extraordinaria. Este año le tocó a Kal-El en El Hombre de Acero y esta semana es el turno de Flint en Lluvia de Hamburguesas 2.

2 comentarios:

Champy dijo...

Hijole a ver si no me chamusco, pero el primero que trajiste a mi mente fue No se aceptan devoluciones....
De ahí pa'l real Derbez pasa de mexican gugolo a un flamante spanglish daddy.

Gulp.

2046


Carl Zand dijo...

No se olviden del 007, en Skyfall. También Bond cae al agua. Pierce Brosnan también cayó al comienzo de The World Is Not Enough.