sábado, 14 de marzo de 2015

Guadalajara 2015: Ganadores/VIII



Hoy se entregó el palmarés de Guadalajara 2015 como sigue:


MENCIÓN ESPECIAL CORTO IBEROAMERICANO
Trémulo (México, 20 min.), de Roberto Fiesco.


MEJOR CORTOMETRAJE IBEROAMERICANO.
Premio por $75,000.00 mil pesos mexicanos al director.
Castillo y el Armado (Brasil, 14 min.), de Pedro Harres.


PREMIO RIGO MORA MEJOR CORTOMETRAJE MEXICANO DE ANIMACIÓN.
 Premio Rigoberto Mora de $100,000.00 pesos mexicanos al director
Zimbo (México, 10 min.), de Juan José Medina y Rita Basulto..


 MENCIÓN ESPECIAL DOCUMENTAL IBEROAMERICANO
 Juanicas (México – Canadá), de Karina García Casanova.

  
PREMIO ESPECIAL DEL JURADO DE CINE DOCUMENTAL IBEROAMERICANO
Premio $100,000.00 pesos mexicanos al director
 El tiempo suspendido, de Natalia Bruchstein.

MEJOR DOCUMENTAL IBEROAMERICANO
Premio por $150,000.00 pesos mexicanos al director
La once, Tea Time (Chile-Estados Unidos), de Maite Alberdi.
 
PREMIO AL MEJOR GUIÓN IBEROAMERICANO
La delgada línea amarilla (México), de Celso García

PREMIO A MEJOR FOTOGRAFÍA IBEROAMERICANA
¡Que viva la música! (Colombia-México), de Juan Carlos Gil.

PREMIO A LA MEJOR ACTRIZ IBEROAMERICANA
Claudia Muñiz, Marianela Pupo y Maribel García Garzón por Venecia (Cuba / Colombia), de Kiki Álvarez.

PREMIO A MEJOR ACTOR IBEROAMERICANO
Joaquín Furriel por El Patrón, radiografía de un crimen (Argentina), de Sebastián Schindel.

 PREMIO A LA MEJOR ÓPERA PRIMA IBEROAMERICANA
Premio de $125,000.00 pesos mexicanos
El Patrón, radiografía de un crimen (Argentina), de Sebastián Schindel.

 PREMIO ESPECIAL DEL JURADO AL LARGOMETRAJE IBEROAMERICANO DE FICCIÓN
Premio de $125,000.00 pesos mexicanos a la compañía productora mayoritaria.
La delgada línea amarilla (México) de Celso García.

PREMIO AL MEJOR DIRECTOR IBEROAMERICANO
Premio de $150,000.00 pesos mexicanos
Ixcanul (Guatemala-Francia), de Jayro Bustamante.

PREMIO DEL PÚBLICO EN INFINITUM A MEJOR PELÍCULA MEXICANA DE FICCIÓN.
El Premio del Público está dotado por $100,000.00 pesos mexicanos
La Delgada Línea Amarilla (México), de Celso García.

PREMIO A LA MEJOR PELÍCULA IBEROAMERICANA
Premio de $250,000.00 pesos mexicanos a la compañía productora mayoritaria
Ixcanul (Guatemala-Francia), de Jayro Bustamante. 

MENCIÓN ESPECIAL PREMIO MEZCAL
 El tiempo suspendido (México), de Natalia Bruchtein.

MENCIÓN ESPECIAL PREMIO MEZCAL
Shih (España / México / Argentina), de Bruno Zaffora y Rafael Ortega Velderrain.

  PREMIO MEZCAL A LA MEJOR PELICULA MEXICANA
$500,000.00 pesos mexicanos para el director de la película.
600 millas (México) , de Gabriel Ripstein.

Algunos comentarios a vuela-pluma: estamos ante un palmarés decente, sin mariachazos de ningún tipo. Acaso habría que reprochar la ausencia de La Isla Mínima -¿de verdad ni el premio a la Mejor Fotografía se mereció?- pero sé por experiencia propia que los jurados festivaleros no suelen tener en gran valía el cine de género ni las comedias. Y como La Isla Mínima parece poco más que True Detective a la española -en realidad. es mucho más-, no me extraña el ninguneo.
El premio FIPRESCI se otorgó ayer a El Tiempo Suspendido lo cual fue una buena elección en más de un sentido: a diferencia del año anterior, cuando a los jurados de FIPRESCI nos limitaron a elegir solamente la mejor cinta mexicana de ficción, esta vez el nuevo jurado pudo elegir la mejor película mexicana a secas. Había otras opciones, a mí parecer -600 Millas y Los Reyes del Pueblo que No Existe- pero El Tiempo Suspendido no es una mala elección.
Finalmente, en cuanto a la calidad de la programación se refiere, hay que apuntar que, para variar, hubo varios petardos nacionales, pero por fortuna solo uno dentro de la competencia oficial: Cuando Den las Tres. No sé cómo fue elegida para competir oficialmente. Aunque, para ser francos, la competencia iberoamericana tuvo también otros petardos latinoamericanos, como la argentina Choele y la colombiana Las Tetas de Mi Madre -me comentaron que también había que anotar a la dominicana María Montez, pero esa no la vi.
De todas formas, insisto, los jurados le sacaron la vuelta grácilmente a los churros, premiaron lo que era premiable y cometieron, acaso, un par de injusticias en el camino. En suma, un resultado muy decente.

2 comentarios:

mccloudken dijo...

Pues ha de ser un gustazo estar ahí y disfrutar de las cintas, de vivir el cine. Lo malo es que la mayoria ni siquiera por Internet se pueden ver. Si no hay problemas de derechos de autor, seria bueno verlas en Netflix. Con esto le tengo mas ganas a La Isla Minima, aunque no la hayan premiado.

Ernesto Diezmartínez dijo...

McClouden: Aunque es cierto que algunas aparecen meses después en la televisión de paga (o en plataformas legales o ilegales), la verdad es que el reto para el cine no-hollywoodense sigue siendo el mismo: la distribución.