lunes, 2 de marzo de 2015

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCLXXVII



González (México, 2014), de Christian Díaz Pardo. Vista en Morelia 2013 -donde ganó el premio a Mejor Actor para sus dos protagonistas, Harold Torres y Carlos Bárdem- y galardonada con el premio de la crítica en Durango 2014 -en un ejercicio inédito en México en el que Fernanda Solórzano, Erick Estrada y un servidor deliberamos en público-, ha llegado finalmente a las pantallas nacionales la opera prima del chileno avecindado en México Díaz Pardo. Se trata de un eficaz thriller urbano claramente influido por Scorsese. Mi crítica en el Primera Fila de Reforma del viernes pasado.

La Vida Misma (Life Itself, EU, 2014), de Steve James. Sólido filme documental basado en la autobiografía de Roger Ebert, sin duda alguna el más célebre crítico estadounidense de cine. Se trata de un generoso y, al mismo tiempo, lúcido acercamiento a la vida y a la carrera de Ebert, desde sus inicios en el periodismo, su vocación por la crítica de cine, su rampante alcoholismo juvenil, su amistad/rivalidad con Gene Siskel y su transformación definitiva en una de las voces más reconocidas e influyentes en el mundo cinefílico americano. 
James -que se benefició de la generosidad de Ebert, cuando éste escribió elogiosamente de su cinta documental Hoop Dreams (1994)- no deja de darle voz a los críticos del fallecido ganador del Pulitzer, pero ante el alcance, los resultados y la perspicacia de la obra escrita de Ebert -fue el primero que apuntó que había que seguir los pasos de un jovencito llamado Martin Scorsese-, las quejas de, por ejemplo, Jonathan Rosenbaum no solo suenan mezquinas sino hasta, incluso, envidiosas.