martes, 7 de abril de 2015

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCLXXXII



Engañando (Cheatin', EU, 2013), de Bill Plympton. ¿Esta es el primer largometraje de Plympton estrenado en México? Probablemente: en todo caso, se trata de un sólido filme animado que, como es común en la obra plymptoniana, se sostiene por la imaginación de su proteica animación, más que por la historia. Mi crítica, en el Primera Fila del Reforma del viernes pasado.

Tocando la Luna (Flores Raras, Brasil, 2013), de Bruno Barreto. El veterano cineasta brasileño Bruno Barreto dirige con funcionalidad este melodrama biográfico-lésbico sobre la relación de la poeta americana Elizabeth Bishop (Miranda Otto) -ganadora del Pulitzer en los años 50- y la arquitecta brasileña Lota de Macedo Soares (Glória Pires) en el Río de mediados del siglo pasado.
Al inicio, cuando una tímida y distante Bishop llega de visita a Río a vivir unos días con una antigua amiga de la universidad, Mary (Tracy Middendorf), esta le advierte a su pareja, la brusca arquitecta Lota, que tenga cuidado con la poeta-mosquita-muerta: es más peligrosa de lo que parece. Y, en efecto, así sucede: en poco tiempo Bishop se colocará en medio de Lota y Mary, con quienes terminará formando un tenso triángulo amoroso, con todo y niñita adoptada incluida.
Debo confesar que no tenía idea de la existencia de Bishop -mea culpa: nunca he sido gran lector de poesía-, así que esta convencional biopic tuvo la gracia de resultar bastante informativa y de despertar mi curiosidad por la obra de la señora Bishop, en especial por su poema The Art of Losing, que ocupa un lugar clave en el filme. La cinta se beneficia, además, del buen trabajo de Otto y Pires en los papeles de las tormentosas amantes lésbicas.