martes, 9 de junio de 2015

El cliché que yo ya vi/CXXX



En The Strain, el nuevo novio de mamá, además de ojete, ¡se hace vampiro!




Joel Meza propone:


¿Y cómo es él?: En las películas, el nuevo novio de la ex esposa del protagonista siempre es un hombre solvente pero antipático y, eventualmente, un desgraciado, como se podrá ver en la infaltable escena donde enseña el cobre. El objetivo es demostrar que las mujeres hollywoodenses no valen por sí mismas y solamente pueden ser felices junto al héroe. Véase el ejemplo más reciente en Terremoto: La Falla de San Andrés.

5 comentarios:

Joel Meza dijo...

¡Aijuesú!

xtro dijo...

O sino es un simplon que la ex no quiere en verdad, y luego ya se quiere regresar con el heroe, por cierto ya falta menos para la nueva temporada de The strain...

Daesu dijo...

O es el malo o es un bueno para nada. De hecho esta "Falla..." fallida me recordó mucho 2012 donde se ve otro marido de la ex. Está también el caso de Búsqueda implacable.

Joel Meza dijo...

Andale, Poeta, lo mismo pensé mientras veía La Falla. Aunque en 2012 el nuevo marido estaba diseñado para no caer mal. En La Falla se nota el momento en que cambiaron al personaje para que fuera un hijuesú.

Ernesto Diezmartínez dijo...

Xtro: Un placer culpable para mí -como The Walking Dead- pero ni modo: no solo diarte vive el hombre. O este hombre.

Daesu: Y hasta Boyhood, de alguna manera. O sea, la Arquette deja a Hawke por un desfile de maridos ojetes y buenos-para-nada. Digo, no se veía que Hawke fuera tan mal marido. Ah, estas viejas...