domingo, 2 de agosto de 2015

Misión: Imposible - Nación Secreta



Cuando terminé de ver la más reciente entrega de la saga blockbuster-autoral Misión: Imposible - Nación Secreta (Mission: Impossible - Rogue Nation, EU, 2015) lo que me quedó claro es que la única y auténtica misión imposible es que la estrella estadounidense más poderosa y bajita del orbe protagonice alguna vez un torpedo interpretando el personaje de Ethan Hunt. 
He anotado que estamos ante una saga blockbuster-autoral y esta afirmación no es ningún oxímoron: la quinta Misión: Imposible funciona como una eficaz máquina de hacer dinero -en apenas cuatro días los ingresos mundiales han llegado a 121 millones de dólares- sin dejar de ser, al mismo tiempo, una depurada obra autoral de un todopoderoso actor-productor-estrella que asume a su personaje como una extensión de su propia figura pública. Más allá de los defectos y virtudes de la serie televisiva original, a estas alturas del juego es obvio que Ethan Hunt es Tom Cruise y nadie más.
Cruise, como estrella/productor, ha sabido elegir en cada entrega a un cineasta distinto que revitaliza la fórmula sin cambiar en un ápice el elemento central: él mismo y su lucimiento. En esta ocasión, el encargo recayó en el oscareado guionista (por Los Sospechosos Comunes/Singer/1995) y ocasional cineasta Christopher McQuarrie, quien ya había dirigido a Cruise en el muy satisfactorio thriller Jack Reacher: Bajo la Mira (2012). 
En Misión: Imposible - Nación Secreta McQuarrie demuestra no solamente que puede dirigir escenas de acción como el que más -yo diría: mejor que varios Nolans- sino que, además, sabe abrevar de los clásicos del género para saquearlos con proverbial elegancia. Así, entre las innumerables corretizas de Cruise y las varias misiones "imposibles" que atestiguamos -que si subirse a un avión que está despegando, que si cambiar un chunche por otro buceando bajo el agua y sin oxígeno a la mano-, McQuarrie -autor también del guión- se da tiempo de homenajear a Hitchcock -la secuencia de la Ópera de Viena que nos remite a El Hombre que Sabía Demasiado (1956)-, recordarnos El Satánico Dr. No (Young, 1962) con Rebecca Ferguson saliendo del agua en bikini, y remitirnos a los oscuros tejes/manejes del espionaje británico con la oleaginosa presencia de Simon McBurney como el Jefe Atlee, personaje que bien pudo haber aparecido en cualquier película o serie televisiva de la saga Smiley de John LeCarré. 
A propósito de Hitchcock: el McGuffin de esta quinta entrega de Misión: Imposible es cierto archivo que el villano en turno -un espía renegado llamado Lane (Sean Harris)- quiere conseguir a toda costa y para ello logra que Ethan Hunt lo robe y se lo entregue, con la ayuda de la espía doble británica Ilsa Faust -ah, qué bonito nombre-, encarnada -ah, qué bonitas carnes- por la ya mencionada actriz sueca Rebecca Ferguson. Es cierto, la historia, sobre un sofisticado Sindicato de malandros dirigido por el tal Lane -una suerte de cerebral Dr. Mabuse del nuevo siglo-, enfrentado a lo que queda de la arrinconada Fuerza Misión: Imposible liderada por el rebelde Hunt, es rutina pura, pero no la impecable ejecución de McQuarrie ni, mucho menos, el convencimiento de todo el reparto, acaso contagiado por un irrefrenable Tom Cruise que, en cierta escena clave -y, sospecho, antológica- es nombrado por otro personaje como "la viva manifestación del destino". Pero, ¿no son así todas las grandes estrellas de cine? 

8 comentarios:

Christian dijo...


Es bueno leer una reseña donde alguien se acordó de esa mítica escena de la orquesta en el Royal Albert Hall en la reelaboracion de Hitchcock de su propio clasico de unos años antes de El Hombre Que Sabía Demasiado. McQuarrie no usa timbales para señalar el momento del asesino pero usa una marca en el pentagrama. Muy ingenioso.

Y si, la película me pareció formidable. Básicamente toma elementos de todas las anteriores (la persecucion en motos de Woo, las plataformas que suben y bajan de Bird, etc.) y los va mezclando con un estilo propio de McQuarrie que es muy simliar al de De Palma que bueno, a su vez es simliar al de Hitchcock. Y claro, siempre con un buen sentido del humor.

Es bonito ver cineastas actuales que le sean fieles a sus maestros y los homenajeen aún en la monetizada y siempre buscadora de profits, industria hollywoodense.

Por lo pronto ya queremos Jack Reacher 2 y si pueden traerse de malo a Michael Haneke, mejor.

Saludos

Pd: por cierto Ernesto, el jefe Attlee o bueno, el actor que lo interpreta, tambien sale en la de Tinker Taylor Soldier Spy, así que tambien ha salido en algun relato de Le Carre junto a Smiley. Je

Pd2: ahí les va mi Mision Imposiblesómetro:

1. MI:2

Esta reelaboracion de Notorious de Hitchcock hecha por Woo a mi me parece simplemente magnifica. A nadie le gusta, a mi me vale, la considero mi favorita.

2. MI:5

3. MI:4

4. MI:1

5. MI:3

Definitivamente la peorcita, lo unico bueno de esta es Philip Seymour Hoffman y Cruise claro está.

Christian dijo...

Por cierto, a propos de, estoy viendo MI:2 y ese Woo si sabe filmar escenas de madrazos que se entiendan. La ultima moquetiza entre Ethan Hunt y Sean Ambrose es buenísima.

Champy dijo...

Es innegable la maestria con que son realizadas un par de secuencias... Un Turandot bellisimamente montado, no del todo ejecutado, como si perfectamente ejecutadas las coreografías ahora sí que tras bambalinas (y sobre y de costado y por todos lados) quizá lo mejor, aunque la persecución en motos es magnífica también.

Ésta es una semana extraña en tus encuestas, según yo venimos de un par de semanas flojonas y ahora tienes 3 estupendos títulos, 7 cajas y La princesa Caguya son maravillosas cada una en su género, tanto que facilmente podrían ganarle al producto de Ethan, que por cierto que jodido se ve....parece que se quedó con el cirujano plástico de su ex Nicole Kidman.

Dirán lo que quieran pero entre Ethan y Ilsa yo me quedo con Ilsa.

2046

Joel Meza dijo...

Lo mismo pensé con el Jefe Atlee, Ernesto: me lo imaginé como Smiley.
Además, aplaudí (mentalmente, tampoco era para tanto) que el Jack Ryan original sea ahora la cabeza de la CIA.

Christian, tú empezaste, así que voy:
1. M:I 4.
2. M:I 2.
3. M:I 5.
4. M:I 1.
5. M:I 3. Y para mí, ésta es el petardo, por culpa de su carencia de humor y su aburrido y ridículo último tercio.

Joel Meza dijo...

Oigan, y esa Ferguson es como la hermana bonita de Michelle Monaghan, ¿no? A lo largo de toda la película me la pasé fantaseando con que Ethan Hunt recordaba a su esposa cada vez que la veía.

Ernesto Diezmartínez dijo...

Christian: Sí, claro, en TTSS, el actor interpreta al jefe que saca a Smiley del retiro. Como que el tipo tiene cara de burócrata traicionero.

Joel: Creo que lo más cercano al petardo fue, en efecto, la tercera. Sobre todo por ese desenlace ridículo. Pero, vaya, hasta esa aguanta el palomazo. Y PSH no tiene la culpa de que hayan escrito una muerte tan babosa para él (¿lo atropella un vocho como a Bane, no? -o algo así).

tiendas elektra dijo...

MMM no me plazca mucho!!!
sorry para la proxima...pero no te bajonees, el blog esta re padre!!!!
Gracias
saludos!

xtro dijo...

Pues yo ni con tanta entusiasta recomendacion iria a verla, ni siquiera cuando salen en cable o satelite las veo, me dan gueva, la verdad ni esta saga, ni rapido y furioso, ni transformers, etc. Simplemente no me llaman la atencion.