lunes, 23 de noviembre de 2015

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCCXV



Muerte en Arizona (México-Bolivia, 2014) de Tin Dirdamal y Christina Haglund. La sinopsis define esta cinta como un "documental futurista". Don't shoot the messenger: eso dice. Lo cierto es que hay dos historias que avanzan de manera paralela. Una voz en off masculina nos dice lo que ha pasado desde que un gran meteorito destruyó casi todo el planeta, dejando unos cuantos sobrevivientes yaquis. Otra voz en off femenina cuenta una frustrada historia de amor que un tipo le contó a su vez a ella en un viaje en tren hacia Arizona.
Las dos narrativas vocales se van alternando mientras vemos en pantalla una de suerte de caprichosa ilustración visual: el hombre abandonado por la mujer, en Bolivia, atisba la vida de otros desde su ventana; mientras, el relato post-apocalíptico nos presenta la vida de una familia y sus varios hijos que sobreviven en condiciones más bien precarias. Qué remedio: ni las narraciones en off ni lo que vemos en pantalla me parecieron dignos de interés aunque habría que reconocer que esta cinta tiene sus defensores y algún premio en algún festival de cine.

Iris (Ídem, EU, 2014), de Albert Maysles. El penúltimo largometraje del maestro documentalista recién fallecido Maysles está centrado en la excéntrica e inclasificable fashionista -icono de la moda, coleccionista de chunches, diseñadora de interiores, celebridad, personaje de Pixar (la Edna Mode de Los Increíbles)- Iris Apfel, a quien el cineasta sigue, cámara en mano, mientras la venerable doñita de 93 primaveras habla de sí misma, de su matrimonio -con su centenario marido Carl-, de su filosofía de su trabajo, de su inspiración y de su enorme colección de chucherías que no es otra cosa que el reflejo de sus gusto, la crónica de su propia vida. Apfel nunca fue bonita -vemos algunas imágenes de su juventud- pero es evidente, al ver este documental, que nunca necesitó serlo. 

Una Nueva Amiga (Une Nouvelle Amie, Francia, 2014), de Francois Ozon. Un espléndido cuento de la maestra del thriller Ruth Rendell le sirve a Ozon para otra cinta personal que atraviesa varios géneros. Mi crítica en el Primera Fila del Reforma del viernes pasado.

Los Juegos del Hambre: Sinsajo - El Final (The Hunger Games: Mockingjay - Part 2, EU, 2015), de Francis Lawrence. Al terminar de ver la cinta final de la saga de la indomable pero reluctante lideresa Katniss Everdeen queda claro que la única razón para dividir la adaptación de la última novela de la serie en dos parte fue el vulgar -y muy exitoso- cálculo económico. Dramáticamente hablando, no se justifica en lo absoluto. 
De cualquier forma, después de una primera hora más bien somnolienta, el desenlace de la saga no dejó de ser emocionante, con todo y su discurso anti-establishment tan de moda. Mañana mismo espero escribir algo más extenso al respecto.