lunes, 30 de mayo de 2016

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCXXXII



El precio de la fama (La rancon de la gloire, Francia-Suiza-Bélgica, 2014), de Xavier Beauvois. El más reciente largometraje del veterano Xavier Beauvois estuvo en competencia en Venecia 2014. Por qué una comedia apenas palomera como esta fue aceptada en Venecia solo puede explicarse por el prestigio de su director, cuya cinta anterior fue la multipremiada obra maestra De Hombres y Dioses (2010). Mi crítica en el suplemento Prima Fila del diario Reforma del viernes pasado. (*)

Sabrás qué hacer conmigo (México, 2015), de Katrina Medina Mora. El segundo largometraje de Medina Mora sigue ocupando el mismo espacio dramático de su meritoria opera prima LuTo (2013): las conflictivas relaciones de pareja. En esta ocasión no estamos ante la crónica del rompimiento anunciado por desgaste ¿natural? o incompatibilidad de caracteres. Al contrario, en Sabrás que hacer conmigo vemos cómo dos soledades se encuentran -la de fotógrafo español radicado en México Nicolás (Pablo Derqui, cual doble juvenil de Germán Robles) y la de joven treintañera Isabel (espléndida Ilse Salas)- para vivir algunos momentos, escasos pero reales, de genuina felicidad.
La cinta, dividida en tres secciones -la de él, la de ella, y la de ellos como pareja-, nos muestra cómo nace la relación amorosa a través de la perspectiva de cada uno, cuáles son los miedos que tienen que vencer -el retorno de ataques epilépticos en el caso de él, la dependencia hacia su madre suicida/depresiva (Rosa María Bianchi) en el caso de ella- para entregarse a la posibilidad del amor y, finalmente, en qué desemboca esta apuesta.
Más allá del desenlace -ese final en el mar, cliché entre clichés si los hay-, estamos ante una segunda película de Medina Mora que presume una funcional y elegante fotografía de Erwin Jacquez, un trío de impecables interpretaciones y un manejo más seguro de los recursos narrativos en su haber que el mostrado en LuTo. Un paso adelante de Medina Mora. (**)