domingo, 11 de septiembre de 2016

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCXLVII



Star Trek: Sin límites (Star Trek Beyod, EU, 2016), de Justin Lin. La tercera entrega del reboot iniciado en 2009 no es tan lograda como las dos primeras partes -que fueron dirigidas por el más competente J. J. Abrams-, pero de todas formas logra sostenerse en gran medida por la magnífica química entre todos los miembros del reparto -esta vez, entre el Mr. Spock de Zachary Quinto y el Dr. McCoy de Karl Urban- y por el consistente buen humor del cual es responsable, supongo, el coguionista Simon Pegg. Mi crítica próximamente en este blog. (** 1/2)

El especialista: Resurrección (Mechanic: Resurrectión, EU-Francia, 2016), de Dennis Gansel. El especialista (West, 2011), protagonizada por Jason Statham, fue un palomero remake de cierta olvidada B-movie de 1972 en la que Charles Bronson interpretaba a un meticuloso asesino profesional. Esta flojísima secuela no cuenta con la dirección de Simon West y eso se nota: aunque el casi cincuentón Statham todavía puede hacer las escenas de acción como el que más, el nuevo director Gansel es incapaz de montar una buena coreografía de fregadazos o una escena mínimamente emocionante. Mi crítica en el Primera Fila del Reforma del viernes pasado. (+)

Allende, mi abuelo Allende (Chile-México, 2015), de Marcia Tambutti Allende. Casi coincidiendo con el 43 aniversario de la caía del régimen de Salvado Allende se ha estrenado en México este documental dirigido, como su título lo indica, por una nieta del malogrado presidente chileno, Marcia Tambutti Allende.
No se trata del exaltado retrato público del político socialista sino, por el contrario, de una crónica íntima sobre el padre de familia, el abuelo conocido/atisbado a través de fotografías o testimonios, el hombre "parco para felicitar, bueno para exigir", el marido constantemente infiel ("Todo el tiempo me engañaba", dice la abuela Tencha, recordándolo), ese inolvidable "Chicho" que no ha dejado nunca de estar presente en el seno de la familia Allende, sea en "el segundo hogar" mexicano de la directora, sea en el hogar primigenio en Chile.
En el transcurso del filme -tan convencional en la forma como eficaz en el fondo- la voz narradora de Tambutti nos irá descubriendo facetas no tanto desconocidas pero sí enterradas -por lo traumáticas- no solo de su famoso abuelo sino de la familia entera. Al final, se trata de un filme sobre la memoria, el recuerdo y sobre lo que se hace con ellos en el presente. Se trata de un filme, pues, sobre Chile. (**)

Semana Santa (México, 2015), de Alejandra Márquez Abella. Una mujer de mediana edad, Dali (Anajosé Aldrete Echevarría), llega con su hijo de 8 años "Pepino" (Esteban Ávila) y su novio Gil (Tenoch Huerta) a pasar la Semana Santa del titulo en un hotel rascuacho de Acapulco llamado Rincón Diamante.
En unos cuantos días esta familia en formación/destrucción irá mostrando el cobre una y otra vez, entre intentos fallidos de engaños, una interminable cadena de mentiras y ciertas tensiones irresolubles por un pasado que no se puede dejar atrás -en el caso de Dali- y un futuro que no se puede alcanzar -en el caso de Gil-. En cuanto al niño, Pepino está aprendiendo rápidamente de sus mayores: cuando llegue a formar una familia, la hará tan (in)feliz como su mamá y su novio lo han hecho a él. (* 3/4)

4 comentarios:

Champy dijo...

Empate en Agosto????

Tengo años fiel y lealmente siguiéndote y no recuerdo algo similar...

Que está pasando?

En el Cine y entre nosotros... la Democracia es una igualada, mira lo que provoca?

Para Pidala Cantando: Avientate un Ensayo al respecto.

2046

travsam dijo...

Le tenia miedo a Star Trek, pensando que se volveria un Fast and Furious in Space, pero la cinta se salva por el humor de Pegg, por la forma tan "realista" de mostrar el futuro (este universo hace mas posible que existamos en el universo trekkie que en el universo de Star Wars) y esa formidable escena usando Sabotage... aplausos de pie para quien escribio eso, y creo que Sofia Boutella hace su mejor personaje... aunque no veamos su rostro en lo absoluto.. hasta te enamora esa quimica que termina teniendo con Simon Pegg

Joel Meza dijo...

¡Marchemos en contra de las votaciones igualitarias!

Champy dijo...

No sé Joel, No estoy seguro de sumarme en tu causa, no dudes de mi apoyo moral, espero entiendas que apenas lucho por limpiar mi imagen de revoltoso.
Eso si, si alguien osa impedírtelo le parto sus derechos.

2046