domingo, 9 de octubre de 2016

Desde allá



Presentada fuera de concurso en Morelia 2015, finalmente ha llegado a la cartelera comercial mexicana Desde allá (Venezuela-México, 2015), multipremiada opera prima del venezolano Lorenzo Vigas, cinta ganadora del León de Oro en Venecia 2015 y Mejor Opera Prima en La Habana 2015.
La cámara de Sergio Armstrong aísla a su actor central, el cincuentón homosexual Armando (perfecto Alfredo Castro), quien siempre es separado en el encuadre de quienes lo rodean mediante el manejo del enfoque: a veces se ve nítido en el background mientras en foreground todos están fuera de foco; en otras ocasiones es al revés. 
Armando ve la vida, como dice el título, "desde allá", por razones que podemos intuir: es obvio que algo le hizo su padre, un poderoso hombre que acaba de regresar a Caracas después de años de estar fuera del país. Desconectado de toda vida social, apenas si visita de vez en cuando a su hermana, apenas cruza las palabras necesarias con sus empleados en un taller de prótesis dentales y cuando tiene alguna necesidad sexual, sale a la calle y busca a cualquier muchacho que, mediante jugosa billetiza, quiera enseñarle el trasero mientras él se masturba a un par de metros de distancia, sin tocarlo en lo absoluto. "Desde allá", pues. 
Esto cambiará cuando se encuentre con Elder (Luis Silva, impresionante, mejor actor en Biarrtiz 2015), un jovencito que accederá a ir a su departamento para luego golpearlo y asaltarlo. No importa: Armando no es de los que desisten a la primera. Unos días después irá por él con más dinero en los bolsillos. Elder, que no deja de llamar viejo maricón a Armando, empieza a tener una relación de ¿qué exactamente? con ese solitario hombre mayor.
La ambigüedad en el argumento escrito por el propio Vigas -a cuatro manos con el también productor Guillermo Arriaga- abre varias posibilidades hasta llegar a un desenlace sorpresivo que cambia la forma en la que hemos visto a los dos personajes. Una cinta más que notable, más aún tratándose de un cineasta debutante como Vigas.

1 comentario:

Champy dijo...

Cuando acabó la película yo me quedé de a seis... mas que hablar de su homosexualidad a mi me trabó su maldad.
Eso es un ser malvado, es maldad planear fríamente el asesinato de tu padre....hasta dudé de su homosexualidad, pensaba yo que solo había usado a Elder para su propósito, y todos sus flirteos iniciales solo eran el casting hasta dar con él, con el adecuado, con el arrebatado y pasional chavo fácil de manipular, porque al final fue fácil para él, solo era mostrar billetes y ya, su asco al ser arrebatadamente besado por Elder también me lo hizo pensar, de hecho Elder fue el que inició el acto en la cama...pero bueno, eso ya es justificar si era o no homosexual, yo tengo mis dudas.
Pero de su maldad no me queda ninguna.

Una historia mas que de homosexualidad de venganza, de una venganza a la homosexual.

2046