lunes, 3 de octubre de 2016

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCL



La asesina (Nie yin niang, Taiwán-China-Hong Kong-Francia, 2015), de Hsiao-hsien Hou. Bellísima pero hermética cinta de Hou. Reto a cualquier colega que diga de qué se trata a la primera sin leer las notas de producción ni la sinopsis. Igual, se puede alegar y con razón que lo de menos es la historia, pues este filme de Hou tiene secuencias visualmente sensacionales. Prefiero cualquier otra película anterior de Hou, de lejos. (* 3/4)

Horizonte profundo (Deepwater Horizon, EU, 2016), de Peter Berg. Otra colaboración del competente director Berg con su estrella/productora Mark Wahlberg después de la sólida cinta bélica El sobreviviente. Horizonte profundo es una lograda cinta de desastres sobre la tragedia ecológica/humana/económica de abril de 2010, cuando una plataforma de exploración petrolera en Golfo de México estalló en mil pedazos debido a los descuidos en mantenimiento de la compañía Brittish Petroleum. Wahlberg, para variar, está muy bien. Mi crítica, in extenso, en los próximos días. (**)

Casa Blanca (Cuba-Polonia-México, 2015), de Aleksandra Maciuszek. En algún pueblito cubano, Vladimir, un hombre con Síndrome de Down de 37 años de edad, vive en condiciones precarias con su anciana madre, Nelsa. Este documental sigue, a lo largo de varios meses, la vida cotidiana que tienen madre e hijo hasta que la enfermedad de Nelsa hace que aparezca un primo que quiere separar a la madre de su hija. La señora tiene que ir a un hospital; Vladimir, a una granja. Todo lo que sucede debe ser muy importante para Nelsa y su hijo. Para el espectador -para mí, en todo caso-, no tanto. (-)

Un traidor entre nosotros (Our kind of traitor, GB-Francia, 2016), de Susanna White. Sobre la novela homónima reciente de John le Carré, la realizadora con experiencia televisiva White entrega esta eficaz cinta de espionaje, impecablemente producida y sólidamente interpretada por Ewan McGregor y Stellan Skarsgard. Con todo, al filme le hizo falta esa dosis de ambigüedad moral que está en la mejor obra -literaria y cinematográfica- de le Carré. Mi crítica en el Primera Fila de Reforma del viernes pasado. (**)

2 comentarios:

Champy dijo...

La Asesina está para que le ganes a cualquiera... Tanta belleza como que para que?
Increíble en lo visual, soporífera si no traes muchas ganas...y aunque las traigas de hecho.

Que diferente Horizonte Profundo, probablemente una fórmula que una vez dominada aseguras que tu espectador no parpadee...y en verdad no parpadeas. No te duermes ni con melatonina.

2046

travsam dijo...

Te soy sincero, vi la pelicula de La Asesina y aun no entiendo de qué se trató... con decir que mejor dejé que mi colega de Monterrey terminara la reseña